El diario económico
del negocio del deporte

Guillermo G. Recio El juego y la ley no se llevan bien. Las demandas de las dos empresas de fantasy de Estados Unidos, DraftKings y FanDuel, para intentar detener al fiscal general de Nueva York, Eric Schneiderman, han sido desestimadas por el juez.

Estas denuncias querían evitar la suspensión temporal que ha prohibido estos juegos de fantasía en todo el estado, que precisamente es donde más presentes están las compañías con más de un millón de usuarios y un 12,8% de su negocio. Su objetivo también era evitar el juicio que tendrá lugar el martes 25 de noviembre.

Aunque ambas alegaciones han sido rechazadas, cabe destacar que DraftKings argumentó en su comunicado que como tan sólo un porcentaje muy pequeño logra ganar la mayor parte del dinero en premios se entiende que este tipo de juegos requiere una cierta habilidad. Es decir, que no es causa del azar y, por tanto, no se puede declarar ilegal. Además, la compañía citó un estudio de McKinsey & Company donde se explica que un 1,3% de los jugadores que participaron en los juegos de fantasía diarios del béisbol habían ganado el 91% del dinero.

Por su parte, FanDuel, aludió directamente a la legislación y explicó que su negocio “no constituye ‘apuestas’ bajo la ley de Nueva York ya que sus concursos no son apuestas y, además, FanDuel no tiene fines de lucro basados en el resultado de estos concursos (ni tiene un interés económico en uno u otro resultado, tal y como un casino o una casa de apuestas sí lo tendrían)”.

Además, las dos empresas también acusaron al fiscal de establecer contacto con operadores de pago para que no sigan realizando transacciones financieras con sus clientes amenazando que si lo hacen tendrán que enfrentarse a las consecuencias.

DraftKings 650

Publicidad de DraftKings en el metro./ Flickr

Ante estas presiones, Schneiderman no tardó en reaccionar y ha emitió un comunicado explicando que su próximo paso será convencer a los tribunales de que apliquen su petición de que ambas compañías ya no puedan operar más en Nueva York.

Desde octubre, estas empresas llevan acumuladas 25 demandas y lo que suceda en el estado de Nueva York puede representar un antes y un después en un país donde no es legal ningún tipo de casas de apuestas online. Además, estas acciones legales se producen en un momento en que ambas están en proceso de internacionalización con las primeras operaciones en Londres.

Precisamente, su homólogo en Europa, Mondogoal, ha aprovechado la ocasión para recriminar a DraftKings y FanDuel su “hipocresía”. El fundador de ésta, Shergul Arshad, ha lanzado un dardo en contra de los estadounidenses: “Es bastante ingenuo pedir licencias de juego en el Reino Unido y esperar que la gente crea que no eres una casa de apuestas”.

También cabe recordar que en todo este proceso están los intereses de la NBA, NHL y MLB, que han invertido en estas compañías sin saber el futuro de la legislación. Por este motivo, puede que las apuestas de las patronales de las principales ligas estadounidenses hayan sido un fracaso o, por el contrario, aumenten la presión sobre la ley para legalizar esta modalidad de juego online, que prevé facturar 31.000 millones de dólares en cuotas de inscripción en 2020.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles