El diario económico
del negocio del deporte

Guillermo G. Recio Se abre el telón y está todo blanco. Todavía es noviembre y ya hay esquiadores. Este es el sueño de toda estación de esquí. Abrir antes de diciembre y cerrar en mayo. Los complejos preparan estos días sus últimos detalles para empezar la temporada mejor que el pasado año, que no hubo nieve hasta el puente de la Constitución.

La temporada 2014-2015 se vendieron en el conjunto de España 5,06 millones de forfaits. Para este año, las estaciones esperan seguir aumentando la tendencia al alza de los últimos tres años, ya que en la campaña 2011-2012 se tocó fondo con 4,51 millones de pases vendidos.

Muestra de esta recuperación del sector es que más de una estación ha subido el importe de las entradas. El incremento más significativo lo ha hecho Baqueira-Beret, que ha puesto en venta su abono de temporada por 990 euros mientras que el año pasado estaba en 980 euros. Este complejo, que abre este fin de semana, también subirá un euro su pase de día, aunque seguirán realizando algunos descuentos. En total, según su director de marketing, Pep Albós, el precio medio de esta estación se ha incrementado un 1,93%.

Sin embargo, tal y como explica su gerente, Francisco Coll, esta temporada la compañía ha realizado una inversión de 5,5 millones de euros para abrir cuatro nuevas pistas y producir más nieve artificial, por lo que esperan llegar a los 800.000 forfaits vendidos. Aun así, la pasada campaña invirtieron 11 millones de euros.

Masella 650

La iniciativa de esquiar por la noche de Masella./ Masella

En esta línea se mueve también la estación de esquí Masella, que ha aumentado un euro para su entrada diaria mientras que ha incrementado el valor del abono completo en cinco euros para situarse en los 625 euros. Según el portavoz de la empresa, Ramon Boter, el año pasado se vendieron más de 400.000 forfaits y este año esperan mejores cifras ya que abrieron este martes y prevén cerrar a finales de abril.

Para generar este aumento de tráfico, la directora comercial de Masella, Maite Martí, explica que además de producir más nieve artificial y comprar maquinaria, han creado un abono sólo de tardes y han potenciado el esquí nocturno por tercer año consecutivo al que se puede añadir una cena de fondue raclette en la montaña. Estas iniciativas también irán acompañadas del tren que siguen manteniendo con La Molina desde Barcelona para atraer a los turistas internacionales.

Asimismo, hay estaciones como las del grupo de los Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya, que no modificarán ninguna de sus tarifas puesto que quieren seguir aumentando el número de visitantes a sus complejos. La temporada pasada, el conjunto de La Molina, Port Ainé, Espot, Vallter y Vall de Núria lograron vender 540.543 forfaits, lo que significó un aumento del 7% respecto a la campaña 2013-2014. En cuanto a sus inversiones, el grupo público, ha destinado sus recursos a facilitar el acceso por carretera a Port Ainé y a sus plataformas digitales.

La misma estrategia de precios ha seguido la madrileña Valdesquí, que ofrecerá a los abonos por 375 euros y las entradas diarias a 37 euros. El consejero Diego González explica que gracias a que la temporada pasada cerró tarde se obtuvieron muy buenas resultados, que esperan repetir este año. Para ello, han hecho inversiones en maquinaria y en la mejora de la cubierta de la terraza de su bar.

Navacerrada 650

La estación Puerto de Navacerrada abrirá sus puertas en el puente de diciembre./ Puerto de Navacerrada

Ahora bien, en algunos complejos este crecimiento ha ido de la mano de fuertes campañas publicitarias y agresivas ofertas promocionales. Este es el caso de Puerto de Navacerrada, que lleva varios años ofreciendo precios de temporada por 225 euros. Aunque es una estación pequeña, ya que cuenta sólo con cinco kilómetros de pista, su valor añadido se encuentra en que es la más cercana a Madrid. Por este motivo junto a la rebaja de abonos, su directora, Aurora Guerrero, asegura que este año lograrán colocarse otra vez cerca de los 40.000 forfaits vendidos.

Además, existen muchas rebajas de los precios si se compran los pases antes de diciembre. Ejemplo de ello es Sierra Nevada, que hasta el día 2 se pueden encontrar las entradas diarias por 20 euros, mientras que después costará 42 euros. Sin embargo, esta estación, que ha invertido dos millones de euros en la renovación de un telecabina, dispone de un abono de temporada que sobrepasa los 1.100 euros.

También se suma a los descuentos Candanchú, situada en el Pirineo aragonés, que ofrece una rebaja de 38 euros a 23 euros por el pase de día si lo compras antes del inicio de temporada. Igualmente, da prioridad a los que realicen su compra por Internet ya que el importe se reduce en un 10%. Gracias a estas iniciativas, su director general, Pere Gómez, comenta que “la venta anticipada de este año en el abono completo augura una buena campaña, ya que se ha visto incrementada en un 30% respecto al año anterior”.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles