El diario económico
del negocio del deporte

Guillermo G. Recio Open Camp sigue incorporando a grandes multinacionales para el primer parque temático del deporte. La compañía, que prevé abrir el complejo el próximo junio en el Anillo Olímpico de Montjuïc (Barcelona), ha firmado un acuerdo con Huawei, por el que la multinacional china se convierte en uno de los socios del proyecto para dar a conocer su tecnología smart stadium.

En virtud el acuerdo, la compañía asiática suministrará a Open Camp “los equipos de comunicaciones y procesos de voz y datos que el parque requiere”, como los servicios de telefonía y circuito cerrado de televisión a través de Internet o el acceso a Internet para los usuarios. “Estamos muy contentos que una empresa de la talla de Huawei se haya fijado en nuestro proyecto; con su incorporación, el parque se hace más global”, ha asegurado Paco Medina, fundador y director general de Open Camp, que antes ya había convencido a otras grandes empresas como Microsoft, Allianz o TUI.

Li Xiaoke, responsable de Huawei en España, junto a Paco Medina, fundador y director general de Open Camp.

“El acuerdo alcanzado con Open Camp afianza la estrategia de Huawei en entornos deportivos; ellos son la primera referencia en España y una de las primeras a través de la que suministraremos soluciones de todo nuestro porfolio; su alcance va más allá de entornos W-iFi de alta densidad, apostando por otras soluciones tecnológicas”, ha argumentado el vicepresidente de Huawei Enterprise en España, Li Xiaoke.

Más allá del proveer todos estos servicios, la compañía asiática también se ha comprometido a “colaborar en las pruebas de nuevas funcionalidades o aplicaciones que puedan suponer una mayor innovación en la oferta de Open Camp; además, Huawei informará a Open Camp de las novedades de su porfolio de productos y de las mejoras de mantenimiento de los equipos instalados en el parque”, según han informado.

De esta manera, el grupo de telecomunicaciones podrá mostrar su tecnología a los 1,9 millones de usuarios que el parque espera recibir en su primer año en funcionamiento, de manera que complementará su actual patrocinio con el Atlético de Madrid tras no renovar con La Liga.

Se estima que el parque tenga un impacto económico directo e indirecto para la ciudad de 53,8 millones de euros al año. También se calcula que la creación de 240 lugares de trabajo directos e indirectos. En principio, la entrada general costará 28 euros y dará derecho a participar en todas las experiencias deportivas, en una especie de gincana digital donde cada usuario podrá comparar sus resultados con el del resto de personas. En paralelo, se ofrecerán tiques de 12 euros para acudir a la recreación de una jornada de clausura de unos Juegos Olímpicos, y otros de 45 euros por añadir a la entrada general la opción de realizar pruebas por equipos, como un partido de fútbol. De ahí que se prevea facturar entre 20 millones y 26 millones de euros anuales.

La empresa cerró hace unos meses una ronda de financiación en la que captó 13,5 millones de euros y en la que participaron la firma de capital riesgo Inveready y Marco Corradino, fundador del portal de viajes Bravofly. En la operación también participaron hasta 15 socios más, entre ellos diferentes family office, según explicaron fuentes de la promotora de este parque de entretenimiento vinculado al deporte.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Mateu Alemany

Director general del Valencia CF

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Todos los perfiles