El diario económico
del negocio del deporte

M.Menchén La irrupción de los teléfonos móviles inteligentes supuso un duro golpe para fabricantes de GPS como Garmin o Tom Tom, pero la misma revolución tecnológica que golpeó a su principal línea de negocio les ha permitido encontrar un nuevo nicho en el que crecer: el deporte. Ello se evidencia en las cuentas anuales de Garmin, presentadas ayer y que evidencian que la venta de artículos vinculados a la actividad física han superado por primera vez al área dedicada al automóvil.

Este último segmento sufrió una caída de ventas del 15% en el último ejercicio fiscal, hasta los 1.048,12 millones de dólares. Se trata de una cifra ligeramente inferior a las que suman las divisiones de fitnessoutdoor, que en conjunto facturaron 1.086,75 millones de dólares. Eso sí, su comportamiento fue desigual: la primera sigue creciendo a doble dígito (+15%) y alcanzó los 661,59 millones de dólares, mientras que la segunda sufrió un leve retroceso del 1% y se situó en 425,15 millones. La compañía también creció en aviación y náutica, hasta los 398,6 millones y los 286,77 millones de dólares, respectivamente.

La compañía suiza, que en total facturó 2.820,7 millones de dólares (-2%), ya asume que su negocio deportivo seguirá creciendo en 2016 también gracias a las nuevas adquisiciones. Sin embargo, prevé que su volumen de negocio se estanque debido a que “el crecimiento en todos los segmentos que no son el automóvil no compensará la disminución en curso del mercado de dispositivos personales de navegación”.

Uno de los problemas del segmento de fitness es la fuerte competencia que existe, lo que en el último trimestre provocó que el margen bruto se contrajera un 51% por las “promociones de vacaciones y la dinámica competitiva en ciertas categorías de productos”. Para diferenciarse, Garmin recuerda que ha lanzado al mercado recientemente productos como Varia Vision, que proporciona los ciclistas una pantalla a la vista para que sean más conscientes de las carreteras, poniendo la información en su línea de visión.

En cuanto al outdoor, también se redujeron los márgenes, pero las adquisiciones realizadas en las últimas semanas, como las de DeLorme o PulsedLight, les hacen ser optimistas porque “proporcionan oportunidad para expandirse en nuevas áreas de crecimiento para el futuro”. Cabe recordar que en esta categoría disponen de equipos de muñeca para personas aficionadas al excursionismo, así como relojes específicos cuyo sistema difiere de los diseñados para el running.

En cuanto a las áreas geográficas, se aprecia una fuerte caída del negocio en aquellas donde Garmin ya logró abrir mercado años atrás con sus GPS para el coche. Las ventas en Latinoamérica y Norteamérica cayeron un 2% en conjunto, hasta los 2.820,27 millones de dólares, mientras que en la región Emea (Europa, Oriente Medio y África) el retroceso fue del 4%, hasta los 1.013,14 millones de dólares. En Asia-Pacífico sí lograron crecer, en torno a un 22%, hasta los 337,89 millones.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles