El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 Adidas empieza a producir con robots. La multinacional de artículos deportivos ha iniciado la producción en su primera fábrica de zapatillas totalmente automatizada en Alemania, que forma parte del objetivo para traer de vuelta la fabricación cerca de los consumidores de los países más ricos.

Por el momento se empezarán a comercializar productos para el mercado alemán, aunque esperan que en 2017 la nueva fábrica pueda abastecer a un rango de países de mayor alcance. La encargada de poner en marcha este proyecto ha sido el grupo de ingeniería alemán Manz, que permite a Adidas diseñar y fabricar componentes de zapatos hechos a medida en un nuevo tipo de planta automatizada llamado Speedfactory. Además, la compañía ha estado trabajando con el Gobierno alemán, con académicos y con empresas de robótica en las nuevas tecnologías con las que espera cambiar significativamente la industria del calzado.

El consejero delegado de la marca alemana, Herbert Hainer, ha explicado que “como una empresa de deportes sabemos la que velocidad gana. Es por eso que hemos definido la velocidad como una de las opciones clave de nuestro plan de negocio estratégico. Con la Speedfactory estamos revolucionando la industria. Es un mundo en constante cambio y nuestros consumidores siempre quieren lo último y lo quieren ahora. Eso es lo que ofrece Adidas Speedfactory, empezando aquí en Alemania, con la mejor tecnología alemana”.

Speedfactory Adidas 650

Uno de los robots de la Speedfactory./ Adidas

En este contexto, la firma quiere acelerar los plazos de entrega a los consumidores de últimas tendencias y reducir los costes de transporte. Este proyecto es el resultado de la iniciativa de Adidas para intentar atrapar a su gran rival, Nike, que ha innovado con productos como sus zapatillas Flyknit, que están hechas de fibra de máquina de punto.

La clave para trasladar la fabricación de calzado más cerca de los mercados occidentales han sido las tecnologías, que reducen la necesidad de contratar trabajadores para su producción. De esta forma, se observa cómo la inversión en robots es el único factor para volver a traer a Europa y a Estados Unidos la fabricación en mercados asiáticos.

La nueva fábrica, que se ubica en el sur de la ciudad alemana de Ansbach, cerca de su sede de Herzogenaurach, tendrá también una impresora 3-D que fabrica rápidamente la suela del calzado para que se pueda adaptar a los pies de una persona en concreto.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Todos los perfiles