El diario económico
del negocio del deporte

Guillermo G. Recio El deporte de élite cuenta con grandes equipos de personas que gestionan las competiciones, desde los árbitros hasta las estadísticas, para ofrecer la máxima calidad del campeonato a sus participantes y aficionados. Sin embargo, el deporte amateur se ha apoyado desde siempre en los amigos y conocidos que se agrupan para competir amistosamente hasta hoy en día, cuando la tecnología ha hecho posible una mejor organización.

Desde 2009 han surgido un centenar de aplicaciones y páginas web que ofrecen sus servicios para todo aquel que quiera competir contra un tercero, ya sea desconocido o amigo, en voleibol o en ping pong. Algunas nacieron como redes sociales para poner en contacto a jugadores y otras también van directos a grandes players como las federaciones deportivas.

Una de las plataformas con más recorrido en el panorama es Konkuri, que nació precisamente hace siete años. Su consejero delegado, Matteo La Rosa, explica a Palco23, que para su herramienta el mercado español representa su cuarto mercado, centrado especialmente en el fútbol sala y el pádel.

Su plataforma fue una de las primeras que salió al mercado y es gratuita con condiciones restringidas para el número de torneos, equipos y jugadores, y de pago para añadir más opciones sin ningún límite. Este modelo de negocio llamado freemium suele ser el más utilizado por la mayoría de plataformas, pero lo que sí distingue a unas y otras es el uso de la información.

Timpik no es una herramienta de gestión como tal, sino que trata de poner en contacto a jugadores y permite apuntarse a gente del mismo nivel deportivo gracias a un algoritmo basado en las estadísticas. “Los jugadores quieren estar donde están los organizadores y los organizadores donde están los jugadores”, comenta el consejero delegado de Timpik, Andrés Lozano.

“Hacemos algo parecido a BlaBlaCar con los viajes entre particulares”, explica. La apuesta de Lozano en un entorno donde cuesta que los proyectos se consoliden es invertir en los sistemas de recomendación. “Queremos poder decirte con quién te lo vas a pasar genial echando un partido de pádel”, añade.

Este tipo de economías colaborativas es el modelo en el que se fija Fubles, una herramienta específica para el fútbol que permite puntuar a cada uno de los participantes e incluso señalar a quien se fue del partido antes de acabarlo. Su consejero delegado, Giuseppe De Giorgi, comenta que “este es un mercado donde no estamos inventando nada nuevo. La parte difícil no es la creación de la app, sino su distribución y el efecto de red social”. Además, esta plataforma cuenta con el apoyo de Adidas, Carlsberg y Fiat, que dan nombre a algunos de sus torneos.

Adidas fútbol amateur Fubles 650

Una de las ligas que organiza Fubles está patrocinada por Adidas./ Fubles

La posibilidad de interactuar entre los usuarios es esencial, como bien indica el fundador de Amatteur, Antonio Aguilar. “Nuestra misión es conectar, servir y promover el deporte amateur, su práctica y valores”, por lo que agrupan una red social y una plataforma de utilidades.

Su idea va más allá de facilitar la organización de partidos, y que una de sus opciones es la sección Me patrocinas?, en la que los deportistas pueden publicar sus objetivos para buscar marcas que puedan estar interesadas en patrocinarlo. Incluso permite la opción para que varios atletas se unan para encontrar conjuntamente a un socio comercial que les ayude a financiar su actividad.

Aguilar comenta que “en un sector con elevado tráfico económico, hay redes deportivas y aplicaciones operando ya, siendo buena parte de ellas verticales, de un solo deporte o categoría de deportes, otras son para quedadas y organizar partidos. Aunque hay tres o cuatro redes que pretenden ser generalistas en este sector, creemos que todavía no hay ningún líder”.

Pero no todas van dirigidas solamente al deportista más aficionado, sino que hay algunas herramientas que también engloban a jugadores profesionales, como DoLeague. Esta plataforma genera una web personalizada para los torneos creados y se basa en ofrecer una gestión a cualquier nivel.

El consejero delegado de DoLeague, Ángel Fernández, señala que “este negocio no es nada nuevo realmente, es un clásico formato SaaS  (software como servicio) solo que aplicado a un sector que va algo retrasado a la hora de aplicar las nuevas tecnologías y por eso parece que estamos haciendo algo más novedoso de lo que realmente es. No creo que nadie pueda predecir el futuro, pero creo que es importante mirar la evolución de los SaaS en otros sectores para hacerse una idea”.

En esta línea de cubrir también las necesidades de empresas que tienen sus propias ligas internas e incluso las competiciones municipales o de las federaciones ha puesto el foco EsporticsLeverade. El consejero delegado de Leverade, Antonio Romero, declara que ofrecen “el plan para colegas, para aficionados y para profesionales”.

Esta plataforma, que empezó llamándose miLeyenda, ha ido abarcando cada vez más opciones y cambió de nombre para ofrecer diferentes versiones de la herramienta: una para los gestores, otra para los árbitros (que incluso pueden mandar las actas en pdf) y la de los jugadores.

La esencia de Leverade reside en que es una plataforma en la nube para cualquier deporte, ya que está personalizado para cada uno de ellos y también hay opciones para tener el propio diseño del equipo, por lo que se puede utilizar personalizadamente en cualquier entidad, asegura Romero. Sobre esta posibilidad, el emprendedor explica que son muchos los organismos que se han quedado clavados en la página web arcaica y aboga por una profesionalización de las federaciones.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles