El diario económico
del negocio del deporte

Guillermo G. Recio Nike sigue creciendo. La multinacional de artículos deportivos cerró su ejercicio fiscal 2016, finalizado en mayo, con un beneficio neto de 3.760 millones de dólares (3.401 millones de euros), lo que supone un incremento del 15% respecto al año anterior. La facturación del grupo creció a un ritmo más moderado por el impacto de las divisas (+6%) y alcanzó los 32.376 millones de dólares, lo que la mantienen como la principal marca de este negocio.

Por zonas geográficas, las ventas en América del Norte subieron un 7%, en China un 23%, en Japón un 15% y en Europa varió entre el 1% y el 3% en función de los mercados. Los países emergentes, con Rusia como principal lastre, sufrieron una caída del 5%. “Nuestro crecimiento consistente se debe a la innovación, el principal motivo por el que 2016 ha sido un gran año para Nike en todo lo que hacemos”, ha enfatizado el presidente y consejero delegado, Mark Parker.

Aunque el gigante asiático sea donde más crecen las ventas de la compañía, el principal mercado para la firma sigue siendo América del Norte con una facturación de 14.764 millones de dólares (13.355 millones de euros). Las ventas en su zona de origen significan casi la mitad del total de su facturación, que ascendió hasta los 32.376 millones de dólares (29.286 millones de euros), un 6% más.

La propia marca facturó prácticamente todo el importe del grupo, ya que Converse solamente tuvo unas ventas de 1.955 millones de dólares (1.768 millones de euros) al caer un 1% durante el último año. Dentro de las categorías de producto, el calzado sigue siendo el principal artículo vendido por Nike, con una facturación de 19.871 millones de dólares (17.975 millones de euros), un 8% más, mientras que en moda las ventas se elevaron un 5%, hasta 9.067 millones de dólares (8.202 millones de euros). En cambio, el grupo redujo su facturación en equipamiento un 8%, hasta 1.496 millones de dólares (1.353 millones de euros).

Por deportes, la división de Sportwear creció un 15% y facturó 7.513 millones de dólares (6.796 millones de euros), aunque el running sigue siendo la segunda división al alcanzar los 5.017 millones de dólares (4.538 millones de euros), un 3% más. Pero la división que más creció fue la de su marca Jordan Brand, que logró una subida del 18% y con 2.753 millones de dólares (2.490 millones de euros) supuso la tercera categoría con más ventas.

El fútbol ha sido el gran lastre para Nike durante 2015, ya que sus ventas cayeron un 5% hasta los 2.143 millones de dólares (1.938 millones de euros). Quizás por eso ha entrado de lleno en la pugna por los mejores equipos de Europa y ha alcanzado un acuerdo con el Chelsea FC, logrando que éste rescindiera su contrato con Adidas.

Tampoco crecieron los deportes de acción, como el skateboard, y el golf con un descenso del 4% y del 8%, respectivamente, para quedarse alrededor de los 700 millones de dólares (633 millones de euros) cada uno. Precisamente, su rival Adidas, está ya negociando con algunos inversores sobre la venta de su división de golf, con la marca TaylorMade a la cabeza.

Estos resultados llegan con Nike en plena reorganización de su cúpula, que según Bloomberg, podría culminar con la salida de su consejero delegado, Mark Parker. Los tres candidatos para sustituirlo serían Michael Spillane, presidente del área de producto y merchandising; Eric Sprunk, responsable de operaciones y Trevor Edwards, presidente de la marca.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Todos los perfiles