El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 Garmin International ha visto cómo sus principales fuentes de negocio pasan de la industria al deporte, pero el fabricante de dispositivos inteligentes no quiere quedarse atrás en los sectores que le dieron fama. El grupo ha conseguido un préstamo de 200 millones de dólares, con el que ampliará sus instalaciones de Kansas (EEUU) para seguir desarrollando innovación.

La primera fase del proyecto prevé construir un centro de fabricación y distribución de unos 67.000 metros cuadrados. La instalación, que estará lista en dos años, se destinará prácticamente en su totalidad a ampliar la capacidad del segmento de aviación, “proporcionando la capacidad necesaria para servir a los fabricantes y propietarios de aeronaves en las próximas décadas”. Posteriormente se iniciará la construcción de un centro de investigación y desarrollo (I+D), así como la ampliación del almacén existente.

Garmin Kansas Render 650

Recreación de cómo será el nuevo centro de Garmin tras la ampliación del complejo de Kansas.

“Necesitamos una instalación de clase mundial que puede atraer y retener el más alto nivel de talento. Creemos que estamos preparados para el crecimiento en muchas áreas de nuestro negocio, por lo que esta nueva fase de desarrollo es esencial para el éxito de Garmin y que las señales de nuestro compromiso con nuestros clientes, colaboradores, accionistas y la comunidad”, ha enfatizado Cliff Pemble, consejero delegado de Garmin.

El objetivo es que todas las obras estén listas en 2020, año en el que la compañía dispondrá de un complejo levantado sobre una superficie de 195.000 metros cuadrados. Entonces, aseguran, podrán ampliar en 2.600 empleados una plantilla que en Kansas asciende hoy a unas 3.400 personas. Anivel global, el grupo da trabajo a 11.400 personas.

En la actualidad, la industria que realmente le está funcionando a Garmin es la del deporte, que en el primer semestre de 2016 facturó 585,2 millones de dólares (532,2 millones de euros), con el fitness siendo el motor de la compañía con un crecimiento del 23% hasta los 355,3 millones de dólares (323 millones de euros). La división outdoor aumentó sus ventas un 27% al ingresar 229,9 millones de dólares (209 millones de euros). En total, la compañía suiza facturó 1.435 millones de dólares (1.305 millones de euros) en los seis primeros meses de 2016, lo que supuso un crecimiento del 6% respecto al mismo periodo del año anterior.

Ello explica que los esfuerzos a nivel comercial en los últimos meses se hayan centrado en la actividad física, como el reciente lanzamiento de Fenix Chronos, un reloj inteligente que quieren posicionar en el mercado del lujo para aquellas personas de poder adquisitivo alto y que también practican deporte.

 

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles