El diario económico
del negocio del deporte

Silvia Riera Saucony quiere dar un impulso a su negocio en España. El distribuidor en el mercado español de la marca de calzado deportivo, Deerfoot Sport, ha reforzado su equipo directivo con la incorporación de Eduardo González, hasta ahora responsable de la división de calzado para España y Portugal en Desigual.

El directivo ya estuvo en el grupo propiedad de Saucony, Wolverine, antes de incorporarse a Desigual hace ocho meses. González estuvo entonces al frente de la división de lifestyle en la filial del grupo estadounidense en el país, que cerró a finales del año pasado. Antes de ello, actuó en el desarrollo comercial en el país de marcas como Timberland y Kickers.

Deerfoot Sport, que puso en marcha César Fernández hace quince años, se ha encargado durante todo este tiempo de la comercialización en España, Portugal y Andorra de las zapatillas deportivas Saucony. De hecho, cuando Wolverine creó estructura en el país, mantuvo la independencia de su socio en el territorio.

Con sede en Cornellá de Llobregat (Barcelona), la distribuidora cuenta con una plantilla de nueve trabajadores. Hasta ahora, la compañía española ha centrado en el desarrollo de la marca de zapatillas running, a través de tiendas de equipamiento deportivo y, con la incorporación de González, su propósito es acelerar su crecimiento en zapaterías y tiendas de moda. La compañía espera concluir el ejercicio en curso con una cifra de negocio por encima de los nueve millones de euros.

Los planes de Deerfoot Sport a corto plazo pasan por elevar su presencia en este ámbito hasta 500 puntos de venta. “Ir a una gran cadena de sneakers y vender con promociones sería lo fácil, pero nosotros queremos continuar cuidando nuestra red de distribución para no perder el posicionamiento de la marca”, explica González.

A medio y largo plazo, la estrategia de la línea Original de Saucony pasa por entrar en las zapaterías tradicionales. “Observamos que cada vez es más habitual que las zapaterías de siempre sacrifiquen parte de su oferta de calzado de vestir a favor de las sneakers y nuestro propósito es estar allí”, señala el directivo.

Para dar este salto, Deerfoot Sport ha empezado a trabajar también con un equipo de siete comerciales freelance en distintas áreas del país. Por otro lado, los planes del socio de Wolverine en España pasan también por potenciar la línea infantil de sneakers e impulsar su expansión a través de zapaterías especializadas en este segmento de mercado.

Saucony forma parte del conglomerado de Wolverine desde mayo de 2012 después de que el gigante estadounidense adquiriera la división de Performance + Lifestyles Group (PLG) de Collective Brands. Wolverine concluyó 2015 con una cifra de negocio de 2.691 millones de dólares, un 2,5% menos que el año anterior y registró un descenso del 7,9% de su beneficio neto hasta 123,2 millones de euros. La compañía está inmersa en un proceso de reordenación de su cartera de marcas y de reorganización de su cúpula directiva.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Mateu Alemany

Director general del Valencia CF

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Todos los perfiles