El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 Fitbit mantiene un elevadísimo ritmo de crecimiento, pero la evolución del negocio en el tercer trimestre fue muy inferior a lo esperado. El fabricante de pulseras inteligentes facturó 504 millones de dólares en el tercer trimestre, un 23% más, una mejora de doble dígito pero alejada de la que acumula en el periodo que va de enero a septiembre, con un alza del 39,2% y 1.595,7 millones de dólares. El beneficio neto de la compañía sube un 67%, hasta 166,7 millones de dólares.

Para el conjunto del ejercicio, la compañía prevé que el crecimiento anual acabe siendo inferior, del 25%, con unas ventas de entre 2.320 millones y 2.345 millones de dólares, circunstancia también atribuible a que el volumen de ventas en la recta final de 2015 ya empezó a ser considerable.

“Me complace ver la positiva acogida de nuestros nuevos productos lanzados en el tercer trimestre. Estamos atrayendo a nuevos clientes, mientras que los existentes están actualizando sus dispositivos, lo que subraya la fuerza de la marca Fitbit y la creciente relevancia de los wearables como parte de la vida cotidiana de los consumidores”, ha destacado James Park, cofundador y consejero delegado de la compañía de San Francisco (EEUU).

No obstante, el ejecutivo ha admitido que “seguimos creciendo y siendo rentables, pero no al ritmo esperado anteriormente. Estamos enfocados en mejorar la utilidad de nuestros productos e integrarnos más profundamente en el ecosistema de la salud y creemos que podemos aprovechar nuestra marca y comunidad para desbloquear nuevas vías de crecimiento”.

Por ejemplo, se quiere seguir potenciando la venta de paquetes corporativos para empresas, un segmento con un alto potencial de crecimiento y en el esperan crecer de la mano de Virgin Pulse. Las dos partes han firmado una alianza para que las 2.200 empresas que colaboran con la firma de Richard Branson puedan disponer de precios especiales en la compra de pulseras Fitbit, que complementan la herramienta creada por Virgin para ayudar a las corporaciones a mejorar la salud de sus empleados a través de la gamificación.

“La investigación demuestra cada vez más que las organizaciones que aceptan el bienestar en el lugar de trabajo como un imperativo organizacional disfrutan de un desempeño empresarial más fuerte y una ventaja competitiva más fuerte a largo plazo”, defiende David Osborne, presidente y director de operaciones de Virgin Pulse. “Nuestros clientes experimentan una disminución en el absentismo, un menor volumen de negocios, menos incidentes de seguridad y un mayor compromiso entre los empleados”.

Esta alianza abriría la puerta a cientos de miles de potenciales consumidores. En el tercer trimestre, las unidades vendidas mejoraron un 11% y se logró incrementar en un 11% el precio de venta, además de que el 60% de las activaciones de producto entre julio y septiembre fueron de usuarios que compraron nuevas pulseras.

Por regiones, el principal mercado continúa siendo Estados Unidos, con 1.158,116 millones de dólares (+36,4%), mientras que en el resto del continente americano facturó 76,708 millones de dólares (+41%). El negocio en la región EMEA (Europa, Oriente Medio y África) se dobló, hasta 255,127 millones de dólares, una mejora que contrasta con el ligero retroceso en Asia-Pacífico, donde las ventas bajaron de 119,25 millones a 105,735 millones de dólares.

 

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles