El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 La moda urbana de Fila vuelve a España en pleno revival de los noventa. La compañía de origen italiano especializada en moda y equipamiento deportivo regresa al mercado español de la mano de Ingesba, que ha firmado un acuerdo de distribución con el gigante alemán Deichmann, que gestiona el negocio del grupo en Europa.

Hasta ahora, la distribución de Fila en España estaba bajo el control de Jorcani. El grupo catalán, participado por la familia Puig se hizo con Fila en junio de 2014 con la intención de relanzar la marca en España. El acuerdo de Jorcani con la empresa italiana debía permitir al distribuidor catalán tomar aire tras su renuncia a la gestión de Li Ning en el mercado español, aunque el pasado año entró en números rojos.

El director de desarrollo de negocio de Ingesba, Ernest Duran, ha explicado a Modaes que quieren “relanzar y posicionar Fila como una marca de moda urbana. Además, creemos que es el momento adecuado gracias al tirón de productos como las sneakers“.

Ingesba pretende posicionar Fila en un segmento de mercado medio-alto.  “Estamos seleccionando los puntos de venta multimarca en los que queremos que la marca tenga presencia”, ha añadido el directivo. El grupo, que en la actualidad ha cerrado acuerdos con medio centenar de tienda multimarca en el país, podrá distribuir moda y calzado de Fila en España, que contará con un precio medio de 60 euros por producto en el país.

El grupo catalán se fundó en 2002 tras una experiencia de 25 años en el sector textil y en la actualidad cuenta con oficinas en Barcelona, Madrid y Sevilla. Ingesba ya opera con una cartera de once marcas, entre las que se encuentran Harley Davidson, Crep Protect o Flexfit.

Ingesba, que gestiona más de 12.000 envíos anuales y distribuye más de 200.000 prendas, finalizó 2015 con una cifra de negocio de 3,2 millones de euros. “Fila ayudará al crecimiento del grupo en los próximos años”, ha señalado Duran. Según la compañía, los planes pasan porque la firma aporte 1,2 millones de euros al grupo en 2017; 2,3 millones de euros en 2018 y más de 3,5 millones de euros en 2019.

 

Fila, de italiana a coreana

La moda deportiva de Fila inició su actividad en 1911 en Biella (Piamonte) de la mano de los hermanos Fila. La compañía, que originalmente fabricaba ropa interior para los habitantes de los Alpes italianos, viró su actividad e incorporó a su oferta moda y equipamiento deportivo.

Hasta entonces, Fila estaba controlada por Holfing di Partecipazioni aunque finalmente, tras una crisis de consumo en Italia, la compañía pasó a manos de la estadounidense Cerberus Capital Management en 2003. En 2007, y con la crisis financiera asomando, la compañía estadounidense decidió deshacerse de Fila, que paso a mano de la filial coreana de la marca por un montante de 400 millones de dólares (376,9 millones de euros).

El último movimiento corporativo de Fila vino de la mano del gigante alemán Deichmann, que en 2011, a través de la filial Dosenbach-Ochsner, firmó un acuerdo para hacerse cargo del desarrollo de Fila en toda Europa, salvo en Reino Unido e Irlanda.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles