El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 La fiebre por las sneakers se mantiene en España. El país elevó sus importaciones de calzado deportivo un 22% en 2016, hasta 534 millones de euros, frente al aumento del 14% registrado en el año anterior. Sin embargo, en Estados Unidos el fenómeno del calzado deportivo empieza a deshincharse según la consultora NPD, que sostiene que las ventas han caído un 3% en 2016.

Desde 2006, las importaciones de calzado deportivo de España se han más que duplicado, pasando de los 209 millones de euros de ese año a casi 534 millones de euros en 2016, según datos publicados por el Instituto Español de Comercio Exterior (Icex). Las compras de esta categoría de producto encadenan ya seis años consecutivos de aumentos ininterrumpidos.

En 2010, las compras españolas de calzado deportivo se elevaron un 30%, hasta 233 millones de euros. Las importaciones siguieron en aumento en los tres años siguientes, aunque ralentizaron el ritmo, con crecimientos porcentuales de un dígito. 2014 marcó un punto de inflexión, puesto que las compras del producto se dispararon un 42% con respecto al año anterior, hasta 437 millones de euros.

En los últimos años, cada vez son más las compañías de calzado y moda deportiva que se han sumado a la ola de las sneakers en el mercado español. Uno de los primeros en apostar por este fenómeno fue la italiana Bata, que en 2013 introdujo en España su cadena AW Lab. Desde entonces, el concepto se ha convertido en la punta de lanza del gigante del calzado en el mercado español, donde suma ya once establecimientos después de abrir cinco tiendas en 2016.

Por su parte, también los gigantes de la moda deportiva como Nike, Adidas o New Balance han avanzado a pasos agigantados en España en los últimos años apoyados sobre todo en las zapatillas de running. El año pasado, New Balance absorbió a su distribuidor en España, Alfico, y anunció un objetivo de crecimiento de entre el 15% y el 20% en el país.

Nike, por su parte, abrió a finales de año la primera tienda de Converse en el mercado español, ubicada en el centro comercial Viladecans The Style Outlets de Barcelona. Además, la compañía prevé lanzar también una plataforma de venta online para Converse en España.

En la batalla por conquistar el mercado de las sneakers en España se encuentra también Wolverine World Wide, que comercializa desde hace quince años la marca de deportivas Saucony. El año pasado, la compañía reforzó su equipo directivo con la incorporación de Eduardo González, hasta entonces responsable de la división de calzado para España y Portugal de Desigual.
Entre los últimos operadores en sumarse a la ola del calzado deportiva se encuentra Base, que ultima el lanzamiento de su cadena Wanna Sneakers, dedicada íntegramente a esta categoría de producto. El objetivo de la empresa es abrir hasta doce establecimientos en dos años.

 

Vientos de cambio desde EEUU
Aunque el mercado del calzado deportivo en España pasa por un momento de alza, soplan vientos de cambio al otro lado del Atlántico. Las ventas de zapatillas running en Estados Unidos cayeron un 3% en diciembre, según un informe elaborado por la empresa de análisis de mercado NPD Group.

El descenso, sin embargo, no fue generalizado entre todas las grandes compañías del sector. Mientras que la alemana Adidas consiguió mantener sus ventas al alza en ese mercado durante 2016 gracias al relanzamiento de nuevos modelos y colaboraciones de gran impacto como la que mantiene con el rapero Kanye West, Under Armour disminuyó sus ventas de calzado deportivo un 20% en el último trimestre de 2016, según NPD.

La firma de investigación de mercado utilizó para la obtención del dato las ventas de productos de la marca a consumidores tanto desde tiendas propias de Under Armour, así como puntos de venta a través del canal multimarca. Según el analista Matt Powell, el consumo de calzado deportivo ha virado el foco de los modelos atléticos hacia las sneakers para uso urbano y los estilos retro, que experimentaron un crecimiento global del 29% en octubre de 2016.

Al igual que sucedió con el athleisure, cuyo inició se produjo en el mercado estadounidense para luego propagarse por todo el mundo, la ralentización en las ventas de las zapatillas de running iniciada en el país en diciembre, podría afectar la evolución de las importaciones de calzado deportivo del mercado español, sobre todo, a partir de 2017.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Todos los perfiles