El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 Los titanes de la distribución deportiva se concentran en España. La división española y portuguesa de JD Sports, propietaria a su vez de la cadena española de tiendas Sprinter, se ha alíado con el retailer portugués Sport Zone, propiedad de grupo Sonae, para gestionar de manera conjunta el negocio de las dos empresas en la Península Ibérica. La empresa resultante se convertirá en el segundo mayor distribuidor de moda deportiva de la región.

JD Sports y Sports Zone han firmado un memorando de entendimiento perfilando los planes futuros de ambas empresas, y la creación de una nueva sociedad conjunta: Iberian Sports Retail Group, según Retail Week. La nueva sociedad contará con una red de 287 tiendas en la Península Ibérica y una facturación conjunta de unos 450 millones de euros.

Las participaciones fruto de la nueva sociedad se repartirán de la siguiente forma: JD Sports contará con el 50%; Sonae acumulará el 30% y el 20% irá a manos de la familia Segarra, que pilota la división hispanoportuguesa de JD Sports.

Sprinter registró una facturación de 198 millones de euros en 2016, un 21% más que en el ejercicio anterior, y cuenta con una red comercial formada por más de cien establecimientos en el mercado español. JD Sports, por su parte, registró ventas de algo más de cuarenta millones de euros el año pasado en España, frente a los 25 millones de euros que generó en 2015. La empresa prevé rozar las cuarenta tiendas en el país a finales de 2017.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Mateu Alemany

Director general del Valencia CF

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Todos los perfiles