El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 La industria del deporte no le tiene miedo al parqué. Después del estreno en Bolsa del fabricante de pulseras FitBit, ahora ha llegado el turno de SoulCycle. La cadena de centros especializados en impartir clases de spinning ha anunciado su intención empezar a cotizar en Wall Street, con la intención de levantar recursos suficientes para financiar su plan de expansión.

Elizabeth Cutler y Julie Rice se conocieron en Nueva York y en 2006 decidieron poner en marcha el centro en el que ellas querrían poder entrenar para estar en forma. El primer SoulCycle abrió en el Upper West Side de Nueva York y a día de hoy ya cuentan con 38 instalaciones en otras siete grandes áreas metropolitanas de Estados Unidos, Los Ángeles, Chicago y Boston. Ahora, el objetivo pasa por alcanzar los 250 centros (sólo en 2016 quieren abrir otros 60 estudios) y entrar en nuevos países. La media de superficie ocupada por cada una de estas instalaciones ronda los 340 metros cuadrados, según la compañía.

SoulCycle

SoulCycle gestiona actualmente 38 centros en ciudades como Nueva York, Boston o Los Ángeles.

La compañía, fundada en 2006, cerró el último ejercicio con una facturación de 112 millones de dólares, un 48,7% más. Además, el beneficio neto se duplicó en un solo año, hasta los 25,3 millones de dólares. Cada clase dura 35 minutos y tiene un coste de 34 dólares, según consta en su página web. A partir de ahí, existen diferentes bonos, de entre cinco  y cincuenta sesiones, con precios que van desde los 165 dólares a los 4.000 dólares. La empresa da trabajo a 1.237 personas, de las que 212 son instructores.

El negocio no se ha quedado únicamente ahí, ya que el haber construido una marca reconocida les ha permitido también lanzar su propia bicicleta para entrenar spninning en casa (cuesta 2.200 dólares) y toda una línea de moda y complementos que se pueden adquirir en sus centros y en su tienda online. Según la documentación remitida a la SEC, el negocio no acaba ahí, ya que los usuarios también “pueden alquilar zapatillas, comprar agua embotellada y se ofrecen servicios complementarios tales como cintas para el pelo, chicles y tapones para los oídos”.

Una de las claras apuestas de la compañía es generar una comunidad en torno al spinning, con la publicación de vídeos de clientes que explican sus experiencias y que en 2014 registraron once millones de visionados. Además, en abril de este año lanzaron su propia aplicación para dispositivos móviles y ya han conseguido 26.000 descargas. “Vamos a seguir aumentando nuestra presencia en las redes sociales a través de Instagram, Facebook, Twitter y Spotify, como parte de nuestro compromiso incansable de servicio al cliente”, enfatizan en su folleto.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles