El diario económico
del negocio del deporte

Guillermo G. Recio Basic Fit  se ajusta el cinturón. La cadena de gimnasios de bajo coste ha aprobado una reducción de capital de 12 millones de euros, con lo que en estos momentos queda cifrado en 60.000 euros. La compañía ha ejecutado esta operación para compensar pérdidas acumuladas durante los últimos años y que superan los diez millones de euros desde 2009.

La finalidad de esta última reducción, según detalla la compañía en el Registro Mercantil, es restablecer el equilibrio entre el capital social y el patrimonio neto de la sociedad mediante la compensación con las pérdidas acumuladas debido a que el gasto es superior a la capacidad de ingresar cuotas de los abonados. Este procedimiento se produce probablemente tras la gran inversión realizada por la matriz de la empresa para alcanzar los 23 establecimientos en España.

No es la primera vez que Basic Fit reduce su capital, ya que en 2009 también dejó prácticamente a cero su capital social tras compensar pérdidas por 22,3 millones de euros. Dos años después, en 2011, se amplió el capital en 12 millones de euros para mantener el pulso inversor en España.

Entrada a un gimnasio Basic Fit. /Basic Fit

La operación se ha ejecutado mediante la amortización para anular un número de acciones en las que el valor nominal es igual a la cantidad a la de la reducción del capital. De esta forma, se anulan las acciones números 601 al 120.602, aunque su titularidad son de la misma sociedad Basic-Fit International B.V. Asimismo, la misma compañía sigue quedando como accionista único.

Estos movimientos contables se producen al mismo tiempo que la cadena de gimnasios prepara la apertura de cuatro nuevos centros en Madrid, elevando su red a 27 instalaciones, todas ellas propias. Los nuevos centros son: Basic Fit Bravo Murillo, Basic Fit Canillas, Basic-Fit Via Carpetana y Basic Fit Mostoles.

Un vistazo al mapa de la compañía revela que su actividad se concentra principalmente en la Comunidad de Madrid con 19 centros. A estos hay que añadir los de Bilbao y Valencia, donde hay dos en cada ciudad, y los de Gijón, Guadalajara, Córdoba y Vitoria. Es decir, que la empresa tiene margen de crecimiento en comunidades con alta densidad de población como Catalunya, Andalucía o Galicia.

El plan inversor de Basic Fit en España recibió un espaldarazo en noviembre de 2013, cuando el fondo de inversión 3i inyectó 110 millones de euros en la matriz de la cadena de origen holandés. En estos momentos, Basic Fit cuenta con 325 clubs en toda Europa, distribuidos entre Bélgica (138), en Holanda (135 ), en Francia (23) y en Luxemburgo (6). La principal característica de la cadena es la tarifa que ofrecen a partir de 19,99 euros al mes. La filial española de cadena de gimnasios se creó en el año 2000 y está facturando en nuestro país en torno a diez millones de euros al año.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles