El diario económico
del negocio del deporte

M.M.A. Altafit ya ha alcanzado los cuarenta gimnasios y lo ha hecho con el nuevo formato que debe suponer un punto de inflexión para la compañía. Se trata Myst Gym Club, un concepto con el que la cadena quiere acercarse a un segmento más premium, como adelantó Palco23. La instalación, que ocupa una superficie de 1.800 metros cuadrados, se encuentra en el antiguo Teatro Arenal, muy cerca de la Plaza del Sol.

José Antonio Sevilla, consejero delegado de la compañía, afirmaba a finales de septiembre en este diario que Myst “es una marca  que mejora la primera y busca otro posicionamiento”. “Va a ser más que un gimnasio”, aseguró en el acto de inauguración el presidente de Altafit, Fernando Galindo, quien añadió que en esta nueva etapa quieren convertirse en la “empresa del deportista”.

Durante el proceso de obras se han querido mantener algunos de los elementos originales del teatro y, por ejemplo, los usuarios podrán encontrarse con el escenario original por el que en otro tiempo pasaron actores y actrices. En las salas de fitness, por otro lado, se ha optado por llenarlas de “detalles, imágenes y frases motivadoras, como la que ocupa el patio de butacas, presidida por una gran imagen de un gato… hasta llegar a la sala de ciclo en el mismísimo escenario, en el que todavía se pueden observar los elemento de la tramoya perfectamente integrados con la nueva funcionalidad del mismo”.

Myst Altafit 650

Altafit ha preservado buena parte de la estructura del antiguo Teatro Arenal.

La singularidad de esta instalación también se aprecia en sus tarifas, cuyo coste mensual ya se sitúa en 39,9 euros si se contrata la promoción especial de bienvenida y que exige la permanencia hasta el 31 de diciembre. Este precio, que a partir de enero será superior, contrasta con la media de 26,5 euros al mes que se acostumbra a cobrar en el resto de centros de la cadena.

Por ahora no se prevén nuevas aperturas de Myst Gym Club. Como explicaba Sevilla en este diario, buscarán “sitios emblemáticos” para el desarrollo de la nueva marca, lo que provocará que “el plan de expansión será más selectivo” y por lo tanto no crecerá de forma tan rápida como Altafit. “Es un formato pensado para espacios de entre 1.000 metros y 1.200 metros cuadrados”, comentaba.

La paciencia con la que el grupo quiere desarrollar su nuevo concepto premium contrasta con el rápido crecimiento de Altafit. La marca abrió ocho gimnasios en 2012, doce en 2013 y otros quince en 2014, mientras que este año acabarán con la apertura de diez más. En total, 39 instalaciones abiertas y cuatro en preapertura de las cuales un 70% son propias.

Altafit cerró 2014 con una facturación de 18 millones de euros y espera culminar este ejercicio con unas ventas superiores a los 20 millones de euros, una situación que les permite disponer de recursos propios y recurrir a financiación bancaria para afrontar nuevas aperturas sin recurrir a la franquicia.

Para 2016 confían en realizar ocho nuevas aperturas, especialmente fuera de la Comunidad de Madrid, donde concentra el grueso de su actividad con 18 centros. “Sabíamos que las cadenas internacionales de bajo coste empezarían por Barcelona, y quisimos ganar terreno aquí porque también estaban apareciendo marcas locales”, recuerda.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles