El diario económico
del negocio del deporte

M.Menchén DiR vuelve a captar financiación en los mercados de renta fija. La cadena de gimnasios cerró el 31 de marzo una emisión de bonos por valor de 1,5 millones de euros, en la que la inversión mínima por parte de los interesados era de 1.000 euros. Según ha podido saber Palco23, a partir de las inscripciones en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la compañía barcelonesa pagará un interés del 6,5% y amortizará la deuda contraída el 31 de marzo de 2019.

Es la primera emisión de bonos que lanza la empresa desde la última que realizó en 2010 para captar 750.000 euros. Se da la circunstancia de que, en paralelo, DiR ha convocado una junta extraordinaria de accionistas el 11 de mayo para proponer la refinanciación de esa emisión y de otra de un millón de euros que se lanzó en septiembre de 2010. La compañía no ha querido realizar declaraciones sobre ninguna de estas operaciones, por lo que se desconoce si los nuevos fondos servirán para financiar alguna de las cuatro aperturas previstas para 2016.

Dir Up Down

El DiR Up&Down es el más exclusivo de los 19 centros de la cadena.

La compañía, controlada en un 81% por su fundador, Ramón Canela, fue uno de los primeros operadores españoles en optar por las emisiones de deuda en los mercados. En la actualidad tiene bonos en vigor que suman 7,24 millones de euros, con distintas fechas de amortización después de sucesivos aplazamientos ante la imposibilidad de devolver los recursos durante la crisis económica.

Si consigue refinanciar las dos citadas emisiones, el vencimiento más cercano será el 31 de marzo de 2017, cuando deberá amortizar 2,5 millones. El 30 de junio de 2018 vencen otros 999.000 euros y el 31 de marzo de 2019 los 1,5 millones que captó hace apenas una semana. Se desconoce el tipo de interés devengado en estas operaciones, ya que muchas de las emisiones eran variables y DiR también ha tratado de ir renegociando el cupón con años. En cualquier caso, en muchas de las emisiones aseguró un rendimiento mínimo del 6,3%.

En paralelo al diferimiento de los bonos, la compañía ya consiguió en enero del año pasado refinanciar su deuda bancaria, que asciende a algo más de 17 millones de euros y que le permitirá no afrontar vencimientos hasta 2021. Entre sus principales acreedores figuran BBVA, La Caixa, Banco Sabadell y el Institut Català de Finances (ICF), entidad de crédito de la Generalitat. Todas aceptaron que la compañía no aportara garantías adicionales a cambio de dar entrada a un inversor, situación que aún no se ha producido.

En la actualidad, la red de la compañía está formada por 19 instalaciones, todas ellas de grandes dimensiones y en las que normalmente se incluyen servicios adicionales como zona de aguas o pistas de pádel. Ahora, sin embargo, también se plantean abrir centros más pequeños y de proximidad que les permitan dar respuesta a las nuevas tendencias de consumo, como el YogaOne que inauguran este mes.

DiR cuenta actualmente con cerca de 72.000 socios, casi 5.000 más respecto al cierre de 2014, aunque lejos de los 80.000 que llegó a acumular antes de la crisis y la irrupción de los gimnasios low cost. La facturación también ha ido retrocediendo y hoy supera ligeramente los 40 millones de euros anuales. La compañía aún no ha hecho públicos los resultados de 2015.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles