El diario económico
del negocio del deporte

M.Menchén Vita Liberté continúa pensando que su modelo de gimnasio low cost sigue teniendo cabida. El masterfranquicia con el que había firmado la compañía francesa decidió hace unos meses romper el acuerdo para lanzar su propia marca, como adelantó Palco23, de ahí que ahora la cadena haya decidido pilotar de forma directa su implantación en el país. Y los primeros frutos empiezan a verse: retuvieron a dos asociados en Mataró y Valencia y ya están buscando locales para otros dos franquiciados.

Además, según explica a este diario Elodie Poupon, responsable de relanzar el proyecto de la cadena en España, “podemos anunciaros la apertura oficial de nuestra sede en Girona que tendrá lugar dentro de cuatro meses como mucho, cuando finalicemos el acondicionamiento del recinto”, y en la que también habrá un gimnasio propio. Es decir, que a finales de año podrían plantarse nuevamente con media decena de gimnasios con los que mantener la ambiciosa hoja de ruta que se marcó desde el primer día.

Vita Liberte Francia 650

Vita Liberté ya ha alcanzado los 97 gimnasios en Francia, como este.

“El objetivo de nuestro desarrollo en España es la implantación en todo el territorio español de un centenar de centros, proceso que se llevaría a cabo durante los próximos cuatro años”, sostienen. Además, avanzan que han creado un equipo de tres personas basadas en España que se dedicarán a ejecutar esta estrategia, “con todo el apoyo de nuestro equipo con sede en Francia, constituido por diseñadores gráfico, animadores, monitores e instructores que participan del éxito de Vita Liberté en Francia”.

Poupon asegura que su ambición continúa siendo “llegar a ser el número uno de las cadenas de bajo coste en el país”, un reto para el que tendrán que trabajar y mucho si quieren desbancar a algunos de sus rivales. A día de hoy el líder de este segmento, aunque sin tarifas tan agresivas como la de 19,9 euros al mes, es Altafit, que suma 41 centros. A la compañía española le sigue McFit, con 31, y Basic-Fit, con 27.

La directiva indica que de su paso por Gym Factory volvió con bastantes impresiones positivas, ya que “encontramos muchas empresas para nuestro proyecto. Tenemos ya muchos contactos y a ellos les encanta trabajar con nosotros”. En este sentido, recuerda que su idea no pasa tanto por abrir en grandes ciudades, ya que su formato se enfoca a ciudades de menos de 50.000 habitantes, que es donde los grandes operadores tienen más dudas a la hora de entrar.

En esta nueva etapa también se ha rebajado el tamaño de los gimnasios respecto a la información facilitada en su día por el masterfranquicia que tenía Vita Liberté. Si antes se buscaban locales de entre 400 metros y 600 metros cuadrados, ahora la idea es encajar el formato en locales de entre 300 metros y 400 metros cuadrados. La inversión inicial media siempre se ha estimado en torno a los 150.000 euros.

 

La ruptura con WUW Fitness, de mutuo acuerdo

Sobre la ruptura con su masterfranquicia, Poupon explica que él “quería desarrollar un concepto distinto al nuestro. Por lo tanto, con un acuerdo común, decidimos separarnos y rescindir nuestro contrato de colaboración. Él decidió irse con su franquicia y apostar por su propio concepto de fitnessi“, con el que ha conseguido convencer a los franquiciados que tenían centros en Barcelona, El Prat, L’Hospitalet de Llobregat y Valencia. Los centros de Málaga y Alicante, como también ya apuntó este medio, han decidido lanzar sus propias marcas independientes.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles