El diario económico
del negocio del deporte

M.Menchén DiR se vuelca con el modelo de franquicias. La compañía ha visto en esta fórmula una oportunidad para volver a crecer tras varios años sin realizar aperturas, y ha lanzado al mercado tres propuestas con las que permitir que sean terceros los que desarrollen su marca: gimnasio de proximidad, club de boxeo o centro de yoga. Su objetivo no es sólo el aumento de la red, sino también “expandir su presencia en el territorio nacional”.

La cadena controlada por Ramón Canela cifra la inversión mínima en 118.000 euros si se apuesta por abrir un Boxing DiR, importe que sube a 140.000 euros en el caso de YogaOne y a 270.000 euros si se quiere abrir un BDiR, el nombre con el que promoverán su nuevo concepto de gimnasio de proximidad. La puesta en marcha podría irse hasta los 800.000 euros en función del punto de partida, como por ejemplo si se dispone ya de un local, su superficie y cuál es su estado.

Una de las novedades de este proyecto respecto a otros existentes es que la empresa está dispuesta a compartir riesgos con terceros y asumir la mitad de los costes mediante una join venture participada al 50%. Se trata de una opción que también ha empezado a utilizar Infinit Fitness, conscientes como son las cadenas de que no todos los potenciales franquiciados pueden asumir una inversión tan alta.

DiR también ha adoptado algunas de las prácticas habituales del mundo de la franquicia, ya que permitirá que un mismo inversor pueda adquirir el desarrollo de la marca en una determinada zona, ya sea el barrio de una ciudad importante o en todo un municipio. “Se asegura una exclusividad de zona a cada uno de los franquiciados y un apoyo de manera continua a través de la elevada inversión en marketing y potenciación de marca que la empresa viene realizando desde su fundación”, aseguran.

Para los centros de boxeo han diseñado un concepto que exige locales de hasta 300 metros cuadrados, mientras que con el yoga estiman que deberían de ser de entre 250 metros y 450 metros cuadrados. Para el gimnasio de proximidad, la gran apuesta de Canela, han fijado unas dimensiones de entre 500 metros y 1.200 metros cuadrados, en las que se incluye sala de entrenamiento, de spinning y de clases dirigidas.

Aunque no precisan el tiempo en el que prevén que podría recuperarse la inversión, DiR asegura que los tres modelos lanzados “tienen la vocación de maximizar la rentabilidad de la inversión en el menor tiempo posible”. “Están pensadas para emprendedores e inversores a los que les atraiga el sector del fitness o que tengan experiencia y quieran hacer de su pasión una forma de vivir”, añaden sobre una fórmula con la que deberán competir con otros operadores como Anytime Fitness, Snap Fitness o Brooklyn Fitboxing.

La compañía no ha facilitado previsiones sobre cuántos centros quieren tener operativos bajo este régimen, aunque enfatizan que persiguen “una expansión progresiva y consolidar el negocio de red franquiciadora y de cada uno de los franquiciados”. En este sentido, aseguran que habrá “continua supervisión” de la evolución de estas instalaciones, así como servicios de formación. En la actualidad, en España hay 27 marcas de fitness que franquician, con una red de 427 centros y una facturación de 67 millones de euros, según Tormo Franquicias.

Canela ya había dejado entrever que la creación de franquicias podía ser una buena salida profesional para las personas que pasan por su academia y que no encuentran un puesto estable en alguno de sus 19 centros. “Lleva más de nueve años creando programas de formación exclusivos para colaboradores del DiR, enfocados en el desarrollo de profesionales en todos los ámbitos relacionados con el fitness“, recuerdan.

Este proyecto se produce en paralelo al plan de aperturas propias de la cadena, que en principio contempla tres nuevos centros más este año tras inaugurar un YogaOne en la zona alta de Barcelona. Con 70.000 abonados y unas ventas de en torno a los 40 millones de euros en 2014 (los datos de 2015 aún no han trascendido), esta nueva estrategia también les permitirá retomar el crecimiento en un momento en el que la deuda aún sigue siendo uno de sus principales lastres. No obstante, este año ha logrado refinanciar bonos por 1,5 millones, ha lanzado una nueva emisión por idéntico valor y, además, el año pasado ya logró refinanciar con la banca una deuda de 17 millones.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles