El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 Garmin ha querido sacar pecho esta semana de su apuesta por el mundo de los wearables. En un entorno de creciente presión competitiva, el fabricante de productos de navegación vía GPS ha anunciado que en 2015 sumó cinco millones de usuarios a su comunidad Garmin Connect, lo que supone alcanzar los 15  millones de clientes, un crecimiento del 50% respecto al ejercicio anterior.

Para potenciar su negocio, la compañía suiza ha ido cerrando acuerdos con aplicaciones como Nike, Strava, MyFitnessPal y MapMyFitness, de manera que “los clientes pueden aprovechar en su totalidad los datos que recogen en su dispositivo dentro de la comunidad que escojan”. De esta manera, los usuarios no se limitan sólo a poder hacer un seguimiento técnico del entrenamiento, sino que pueden compartirlos con otros usuarios que utilizan otros sistemas.

El tipo de información que se recopila ha ido variando desde que en 2003 se estrenaran en este mercado con el Forerunner 201. Desde entonces aseguran haber vendido más de 20 millones de dispositivos, que ahora también permiten instalar app adicionales y que se ha convertido en la gran apuesta de Garmin: mapas, previsiones meteorológicas, entrenamientos personalizados, campos de datos personalizados, fondos de pantalla, etcétera. “En menos de dos años, los usuarios han descargado más de 10 millones de aplicaciones”, aseguran.

“Estamos experimentando un fuerte impulso en el mercado de wearables, como resultado de un enfoque intencionado en estrategias clave”, ha afirmado Cliff Pemble, presidente y consejero delegado de la multinacional. “Garmin es una empresa líder en este mercado porque ofrecemos una amplia y profunda gama de dispositivos, una potente comunidad de usuarios y la posibilidad de personalización a través de aplicaciones de terceros”, ha defendido.

El fabricante de dispositivos GPS aumentó sus ventas un 7% en los tres primeros meses de 2016, hasta los 624,04 millones de dólares (551,7 millones de euros), gracias a la contribución de los productos relacionados con el fitness y el outdoor. El beneficio neto se disparó un 31,8%, hasta los 88 millones de dólares (77,8 millones de euros).

Ambas divisiones ya superaron en las cuentas anuales de 2015 a su principal negocio hasta el momento, el del automóvil. En esta ocasión, el deporte facturó 239,24 millones de dólares (211,5 millones de euros), lo que supone 43,64 millones de dólares (38,6 millones de euros) más que sus ventas en dispositivos para coches, que vieron caer su facturación en un 11% en el primer trimestre de este año.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Todos los perfiles