El diario económico
del negocio del deporte

Guillermo G. Recio Claror da un paso más hacia la digitalización. La gestora de gimnasios en régimen de concesión municipal instalará redes Wi-Fi en sus ocho centros durante este verano. El objetivo es que todos sus clientes puedan utilizar la nueva app de la compañía, con la que podrán consultar los planes de entrenamiento e interactuar con sus entrenadores personales.

El director general de Claror, Gabriel Domingo, explicó en una entrevista a Palco23 que hace falta digitalizar los centros, ya que hasta el momento ninguno de sus centros tiene Wi-Fi, aunque el uso de la tecnología para el directivo no es una cuestión sustitutiva sino complementaria, y por ello han llevado este paso al último de los tres peldaños, ya que antes cambiaron el contenido con nuevos servicios y el continente con remodelaciones.

Este será el cuarto año consecutivo en que se invertirá un millón de euros para completar la renovación de todos sus centros en Barcelona. El 4 de septiembre finalizarán las obras en las instalaciones de Claror Cartegena, que se construyó hace 18 años y que está ubicado entre la Sagrada Familia y la Plaça de les Glòries Catalanes.

Al igual que en los otros gimnasios de la capital catalana (Can Caralleu, Claror Sardenya y Claror Marítim) se ha invertido casi un millón de euros, contando con el apoyo del Ayuntamiento de Barcelona. Desde la compañía indican que estas reformas, que incorporarán sistemas de eficiencia energética, no repercutirán en la cuota de los socios, que seguirá en los 43,17 euros para tener un acceso completo.

Claror Cartagena spinning 650

Una recreación de cómo será el anfiteatro de ‘spinning’./ Claror

La principal actuación en el club deportivo es la creación de una nueva sala de spining, un espacio que tendrá un pequeño anfiteatro con platea y con capacidad para 65 bicicletas de la marca Schwinn Carbon Blue. “Por tal de crear una experiencia única, la sala contará con una pantalla donde se proyectarán imágenes con un potente equipo de sonido y luces”, explican.

También mejorarán la oferta de fitness con la ampliación de la zona de entrenamiento funcional y de peso libre, además de incorporar nuevas pantallas de televisión y renovar todas las máquinas de la sala. Para ello, han optado “por la gama de última generación de la marca Matrix“.

En la zona de aguas, se renovará y ampliará la zona de hidromasajes, mientras que se creará una nueva piscina de fitness acuático, que se unirá a las dos piscinas ya existentes. Esto “permitirá atender a la demanda de actividaddes dirigidas acuáticas y ofrecer nuevas actividades como la Aguazumba y la Aquadynamic“.

El grupo Claror (formado por la Fundació Claror, la Fundació Can Caralleu y Llinarsport) engloba un total de 8 clubes deportivos en los que hay más de 44.000 abonados y más de 600 trabajadores. La entidad cerró 2015 con una facturación de 20,5 millones y espera rebasar los 22 millones de euros en 2016 gracias a su mejora cualitativa y a su nuevo centro de Taradell. Además, desde sus inicios en 1982, la fundación colabora con el tejido social del entorno de sus centros mediante acciones de Responsabilidad Social Corporativa que intentan dar también un valor añadido a sus usuarios.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles