El diario económico
del negocio del deporte

M.M.A. Basic-Fit sigue creciendo a un ritmo de doble dígito. La cadena de gimnasios, que este año ha debutado en Bolsa, cerró el primer semestre de 2016 con unos ingresos de 123,8 millones de euros, un 29% más que en el mismo período del año anterior. Sin embargo, el elevado volumen de amortizaciones y depreciaciones (31,6 millones) fruto del agresivo plan de expansión ha provocado que las pérdidas se doblen, de 12,1 millones a 26,1 millones de euros.

La facturación por abonados se disparó un 29%, hasta 121,3 millones, debido al aumento de la red de centros (suben de 294 a 368) y la base de abonados en los clubes existentes; además, la cuota medio de los usuarios ha subido de 18,9 euros a 19,51 euros al mes. En paralelo, crece un 33% el resto de ingresos, con 2,5 millones, debido a “una mayor demanda y aumento de la disponibilidad de entrenadores personales y mayores ventas de pases de un día”.

Basic Fit Technogym Recurso 650

Basic-Fit confía en cerrar el año con unos ingresos de 260 millones de euros.

El motor de crecimiento de la compañía siguen siendo Francia y España, los dos países en los que ha decidido centrar su expansión internacional. Eso sí, el mercado galo ya ha superado al español, tanto en número de instalaciones como por ingresos. En el primero, la red ha pasado de 12 a 44 gimnasios entre junio de 2015 y el mismo mes de 2016, mientras que los ingresos se han disparado un 154%, hasta 9,4 millones.

En la Península Ibérica, ya son 28 clubes que en los primeros seis meses de 2016 facturaron 9,2 millones, un 61,4% más. En esta región, como ya adelantó Palco23, la filial dirigida por Fran Fragoso ha mantenido la política de alternar la apertura de clubes nuevos  con la compra de existentes, como demuestra la adquisición del Ifitness de Getafe, a las afueras de Madrid.

La buena evolución en estos dos países ha ido acompañada también de importantes mejoras en sus dos mercados originales. En Holanda ha pasado de 128 a 140 centros, cuyos ingresos alcanzaron los 48,9 millones de euros, un 24,4% más. En Bélgica, la red alcanza los 148 gimnasios, con una facturación un 19,4% superior a la del primer semestre de 2015, hasta 52,2 millones.

“Estos clubes contribuirán a nuestro objetivo a medio plazo de alcanzar una rentabilidad sobre el capital invertido en los clubes maduros de al menos el 30%”, ha indicado el fundador y consejero delegado de la compañía, Rene Moos, tras la presentación de resultados.

A nivel de gastos, Basic-Fit justifica que los costes operativos hayan subido a 70,1 millones de euros, un 25% más, por el aumento de la red de centros, aunque aseguran que “los gastos operativos medios por club se han reducido un 1%”. El resto de gastos de estructura suben un 24%, hasta 16,5 millones, que atribuyen a “la mayor profesionalización de la organización” a nivel internacional en el marco de la salida a Bolsa. Esta operación también ha supuesto un coste extra de 4,9 millones.

La misma, no obstante, también ha favorecido una importante reducción de la deuda neta, que ha bajado de 255 millones a 176 millones de euros. Ello se explica porque el dinero recaudado en el salto al parqué sirvió para cancelar préstamos y la mayoría de contratos de leasing. Una acción positiva para el medio y largo plazo pero que disparó los costes financieros entre enero y junio, hasta 32 millones, ya que la cancelación anticipada de algunos contratos de financiación obligó a pagar 12 millones. Su previsión es que el interés medio que pague de ahora en adelante por su deuda será de entre el 2,5% y el 3%.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles