El diario económico
del negocio del deporte

M.M.A. Nueva salida a Bolsa en la industria del fitness. Pure Gym, la cadena británica líder en el segmento del bajo coste en Reino Unido, ha anunciado hoy su intención de empezar a cotizar en la Bolsa de Londres. La compañía, que sólo precisa que se colocará un mínimo del 25% del capital en el mercado, sí ha desvelado que su objetivo es captar 190 millones de libras (260 millones de euros).

La operación se producirá tres años después de que la firma de capital riesgo CCMP Capital, que en España es accionista de la aerolínea Volotea, se hiciera con la mayoría del capital tras una inyección de 118 millones de libras (137,8 millones de euros). El fondo, que invirtió junto a Hermes GPE, también aprovechará para colocar una parte de sus acciones y así recuperar su inversión.

Pure Gym 650

Pure Gym gestiona 163 clubes de bajo coste en Reino Unido.

Aquella aportación ya sirvió para acelerar el crecimiento de la cadena, que el año pasado adquirió la red de LA Fitness por 37 millones de libras (51 millones de euros de entonces). A día de hoy, tiene 163 clubes y 785.700 abonados, lo que le sitúan muy por encima de The Gym, su inmediato perseguidor y que también cotiza en Bolsa desde el año pasado. La media mensual que pagan sus socios es de 19,79 libras (27,1 euros) y resulta una media de casi 5.000 miembros por centro.

En la documentación de la operación pública de venta (OPV), la compañía fundada en 2008 por Peter Roberts asegura que en el primer semestre de este año ha crecido un 51%, hasta 76,6 millones de libras de facturación. Además, el resultado operativo (no incluye amortizaciones, intereses e impuestos) mejoró un 23% y se situó en 16,5 millones de libras.

Junto al salto al parqué, Pure Gym también tiene intención de firmar nuevos préstamos con los que “devolver la deuda bancaria existente en su totalidad, mientras que el resto de los ingresos netos que reciba se utilizarán para reducir el apalancamiento neto y para futuras oportunidades de crecimiento”. En total, su plan contempla abrir entre 25 y 30 gimnasios en 2017, para pasar a una media de 20-25 aperturas anuales a partir de 2018.

La compañía maneja estudios internos que apuntan a que en Reino Unido todavía pueden abrirse en torno a 950 gimnasios de su estilo, con una base potencial de clientes adicional de entre 3,5 millones y 4,5 millones de personas. Su previsión es que aún pueden arañar cuota a los operadores del segmento medio-alto y premium, así como aumentar los índices de actividad física en el país.

Tony Ball, que asumió la presidencia en 2013 tras varios años en el grupo de medios Sky, recuerda que “cuando se fundó la empresa, el mercado del gimnasio tradicional estaba moribundo. No atendían a los usuarios modernos de los gimnasios, que son conocedores de la tecnología, quieren poder entrenar en cualquier momento del día o de la noche y quieren gimnasios que realmente utilizan, todo ello sin estar atrapados con un costoso contrato de 12 meses”.

“Vamos a seguir invirtiendo en la tecnología y la innovación que soporta nuestros gimnasios. La capacidad tecnológica ha sido y seguirá siendo fundamental para nuestro éxito y el futuro ofrece oportunidades para diferenciar aún más las opciones y servicios que ofrecemos a nuestros miembros”, ha añadido el consejero delegado, Humphrey Cobbold.

La OPV está siendo coordinada por Jefferies International Limited y JP Morgan, que también están contando con la colaboración de Credit Suisse y Rothschild. Son los que se encargarán de vender las bondades del proyecto, en el que sus actuales socios asumen que deberán emprender una “reorganización de su estructura corporativa”, así como una reordenación de la estructura societaria.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Mateu Alemany

Director general del Valencia CF

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Todos los perfiles