El diario económico
del negocio del deporte

Guillermo G. Recio/Marc Menchén España es un imán para el desembarco de firmas internacionales de fitness. Tras anunciar su entrada en el país por parte de los galos L’Orange Bleue junto a los estadounidenses World Gym y Orangetheory Fitness, llega otro gigante del otro lado del Atlántico: Crunch Fitness.

La empresa ha llegado a España de la mano de CR7, la marca del jugador del Real Madrid Cristiano Ronaldo. El sitio escogido, según ha podido confirmar Palco23, para su desembarco ha sido la capital, Madrid, con un centro de grandes dimensiones en la calle de María de Molina, 33, que antes estaba ocupado por el centro Dynamic Fitness.

En conversación telefónica con este diario un responsable del centro eludió dar más detalles sobre el proyecto argumentando que correspondía a una iniciativa de la matriz americana con el jugador. No sé conoce quién es el máster franquicia, la inversión que han realizado y cuál es el proyecto a largo plazo.

CR7 Crunch Fitness 650

La entrada del nuevo gimnasio CR7 Crunch Fitness./ Google Maps

Las tarifas en Estados Unidos tienen un mínimo de 9,95 dólares para el paquete básico y un pase con clases de 19,95 dólares, además de contar con una opción más premium que permite acceso a otros clubes de la compañía y a servicios como camas de hidromasaje.

Aquí, en España, las cuotas mensuales van desde los 12 euros por acceder solamente a la sala de fitness hasta los 24 euros por tener incluido las clases dirigidas. Por estos importes también se tiene acceso a la zona spa, que cuenta con sauna y baño turco y duchas sin costes adicionales. Existe otra opción más elevada, que por 36 euros mensuales se obtiene el servicio de toalla y champú junto con un pase de invitado para un amigo al mes.

Sin embargo, en sus redes sociales, la empresa detalla que se trata de “un nuevo concepto de club deportivo en España que es un joint venture entre las marcas CR7 y Crunch Fitness”. Según las indicaciones de la central en Estados Unidos, los requisitos para abrir uno de sus centros pasan por tener un mínimo de 1,4 millones de dólares (1,25 millones de euros) para invertir.

Este importe se divide aproximadamente en 600.000 dólares para el equipamiento, entre 500.000 y 800.000 dólares en costes de construcción y 300.000 dólares en extras. El canon que se debe pagar a la matriz es del 4% sobre los ingresos mensuales.

Cristiano Ronaldo, en una de las imágenes promocionales de CR7 Crunch Fitness.

Entre los muchos negocios como fragancias, calzado y ropa interior, el jugador de fútbol dispone de una cadena de hoteles. Ronaldo decidió emprender un proyecto turístico junto a la cadena portuguesa hotelera Pestana, con la que invertirá conjuntamente un total de 75 millones de euros para construir cuatro establecimientos boutique durante los próximos años.

Cabe recordar que no es la primera incursión de un futbolista en el sector de los clubes deportivos, ya que Fernando Torres empezó en 2014 con su proyecto 9Fitness con un local de 2.000 metros cuadrados en la calle Acacias, entre el barrio de Embajadores y el de Lavapiés, cerca del Vicente Calderón.

Recientemente abrió su segundo centro en el Centro Comercial Plaza Éboli, en la localidad de Pinto, 20 kilómetros al sur de la capital. En este caso, las cuotas de esta compañía se encuentran entre los 30 y 40 euros. Además, 9Fitness cuenta con una app para que sus socios conozcan horarios, noticias, eventos, vídeos y sus entrenamientos de la mano de MyVitale.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles