El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 Fitness First continúa soltando lastre. Oaktre Capital Management, fondo de capital riesgo que controla la compañía, ha cerrado en los últimos días la venta del negocio de la cadena de gimnasios en Reino Unido y Australia, dos de los países más importantes en los que operaba. Mientras que la transacción del negocio británico se cifra en 70 millones de libras (81 millones de euros), la del australiano se sitúa en unos 280 millones de dólares australianos (191 millones de euros), según la prensa económica de cada país.

Como ya se apuntó a finales de agosto, DW Sports se hará con el control de los 62 clubes, la gran mayoría de los cuales están ubicados en Londres o su área de influencia. De éstos, 48 serán renombrados e incluidos en su red de 80 centros deportivos en el país, mientras que el resto está negociando su venta a otros operadores como The Gym y GLL, según apunta el diario The Times.

En Australia, Oaktree Capital ha decidido por no salir del todo del negocio de la actividad física. El acuerdo con el fondo de capital riesgo Qaudrant implica un intercambio de acciones, por el que integra la red de 66 clubes de Fitness First en esta región dentro de Fitness and Lifestyle Group. A cambio, recibirá un paquete accionarial dentro de este conglomerado, que incluye las cadenas Goodlife Health Clubs (76 centros), Jetts Fitness (250 gimnasios) e Hypoxi (otros cien estudios, prácticamente).

La cadena controlada aún por Oaktree, que salió de España tras vender su red a Basic-Fit en el transcurso del citado plan de ajuste, aún mantendrá la propiedad del negocio en Alemania, donde hay 84 clubes; los siete que operan en distintos países de Oriente Medio y otros 13 en el Sudeste Asiático.

El desmembramiento de la que antaño fue uno de los grupos de fitness más importante llega después de un duro plan de ajuste, pero también de un plan de transformación que supuso la inversión de casi 400 millones de euros en la reconversión de toda la estructura del grupo, con presencia en Europa, Asia y Oceanía. Además, según aseguran, en 2014 por primera vez en la filial británica lograron registrar un beneficio operativo positivo después de cinco años en números rojos.

Fitness First cerró el ejercicio 2014, que terminó en octubre de ese año, con una ligera caída del negocio, al pasar de 511,1 millones a 509,3 millones de libras, según los últimos datos disponibles. El resultado operativo de la compañía también se vio afectado y se redujo a la mitad, hasta los 14,9 millones de libras. Sky añade que las pérdidas en estos dos últimos años han superado los 100 millones de libras.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Todos los perfiles