El diario económico
del negocio del deporte

M.Menchén Nuevo player en el negocio de la gestión de instalaciones deportivas. El grupo sanitario Taper ha decidido crear una cadena de gimnasios, ya sean de titularidad municipal o privada, bajo el nombre Viding. El primer centro abrió hace tres años en Sevilla, pero la compañía ya se ha adjudicado dos nuevos proyectos en Madrid y Tarragona, que en total exigirán una inversión inicial de casi 25 millones de euros.

El grupo considera que con este proyecto empresarial les permite cubrir un nuevo nicho dentro de la sanidad, y advierten que han venido para quedarse. “Nuestra intención es crecer a nivel nacional”, explica a Palco23 el director de marketing de la compañía, Álvaro Gumuzio, quien añade que ahora “tenemos que consolidar esas instalaciones y hay proyectos en cartera”. En la actualidad, la nueva marca ya da trabajo a unas setenta personas.

VidingCenter "La Rosaleda". Sevilla. Valdes,Miro,Hernandez Architects

Viding ha escogido a Technogym para equipar sus instalaciones.

El centro de la capital española está en el barrio de Salamanca y ocupará 11.000 metros cuadrados. De estos, la sala de fitness absorberá 1.500 metros cuadrados equipada por Technogym, a la que se sumarán cuatro espacios para clases colectivas, dos piscinas, zona de restauración y un aparcamiento con 112 plazas. La apertura será el próximo 20 de noviembre, con una tarifa individual de 47 euros al mes.

La apertura en Tarragona está prevista para 2017, una vez pasen los Juegos Mediterráneos. En esta ciudad, la compañía ha llegado a un acuerdo con la Universitat Rovira Virgili (URV) para reconvertir uno de los pabellones que se utilizarán en este evento en un nuevo centro deportivo de 9.000 metros cuadrados. La superficie destinada a la zona de entrenamiento y dirigidas será similar a la de Madrid, pero en esta ocasión se acompañará con cuatro pistas de pádel y dos piscinas.

Gumuzio explica que Viding aspira a posicionarse “dentro del deporte para todos, muy orientado a la salud que es donde venimos”. En este sentido, admite que uno de los motivos por los que finalmente apostaron por crear este área de negocio es que “el ejercicio físico cada vez tiene una mayor prenetación. Hay un mercado en crecimiento. Las oportunidades que se pueden generar son más interesantes que en otro tipo de instalaciones”.

Si bien las operaciones en fitness “requieren una mayor inversión”, los dueños de Taper consideran que era importante cerrar el círculo y estar presentes en el ámbito de la salud preventiva. Sus otras dos líneas de negocio son la prestación de servicios sanitarios a través de Asyter, que gestiona clínicas de hemodiálisis en Castilla-La Mancha, y Taper, origen del grupo y que se especializa en la venta de equipamiento y tecnología para centros hospitalarios. En 2015, según los últimos datos disponibles, la corporación facturó 44,2 millones de euros y empleó a 326 personas.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles