El diario económico
del negocio del deporte

Guillermo G. Recio Las boutiques ganan cada día más terreno en la industria de la actividad física en España. Cyclingme, un pequeño centro premium de Palma de Mallorca especializado en entrenamiento de la comunidad ciclista, ha dado un paso más para consolidar su presencia en la isla y ha invertido 500.000 euros en ampliar sus instalaciones.

El director de Cyclingme, Jon Ander, comenta a Palco23 que han querido darle un impulso al club para aumentar el abanico de potenciales clientes. Para ello, han remodelado ligeramente las instalaciones y han adquirido nueva maquinaria, por lo que ahora no solamente cuentan con sala de cycling y espacio de entrenamiento funcional con TRX, sino que también tienen cintas Skillmill de Technogym y bancos y poleas. También han puesto el foco en “las actividades outdoor, que poco a poco iremos aumentando”.

“Hemos incrementado los servicios pero seguimos siendo fieles a nuestra comunidad ciclista”, explica. Esta inyección de capital ha ido acompañada de un cambio en la titularidad de la compañía, ya que el propietario Quim Forteza dejó de liderar el proyecto tras dos años al frente para dar entrada a uno de los entrenadores: Tomeu Tugores.

Ander señala que ahora “esperamos obtener más rentabilidad para poder dar el salto a otra ciudad”. El también entrenador no desvela en qué otras ubicaciones pero sí que asegura que se producirá tras pasar de los 130 socios actuales a los 300 que pueden albergar en Mallorca. “Conseguiremos este objetivo en ocho meses aproximadamente”, confía.

El responsable detalla que su modelo es único en la isla, ya que “el concepto de boutiques no está muy desarrollado, solamente hay gimnasios tradicionales” y ellos basan sus entrenamientos en personalizar toda la actividad. “El trato humano es muy importante, somos ocho entrenadores divididos en dos turnos”, señala.

Aunque Ander también destaca la importancia de la tecnología, que recopila todos los datos de los clientes para poder sacar el máximo rendimiento de ellos. “Utilizamos el sistema My Wellness de Technogym y Polar Club, la aplicación de ejercicio en grupo basada en frecuencia cardíaca”, remarca.

Tener un techo de socios muy limitado no es problema para este tipo de gimnasios, porque la cuota de Cyclingme es de 99 euros al mes. Además, a ella se pueden sumar servicios de nutrición, asesoramiento personal para preparación de carreras, entre otros. El perfil de los clientes del centro es de hombres entre 45 y 55 años.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles