El diario económico
del negocio del deporte

Guillermo G. Recio Claror mejora su centro de la zona alta de Barcelona. En el marco de su plan de remodelación de las instalaciones que gestiona, el operador de gimnasios en régimen de concesión municipal, ha invertido 332.000 euros en una nueva sala de fitness para el complejo deportivo de Can Caralleu, en el distrito de Sarriá-Sant Gervasi.

Durante esta semana se ha instalado cintas de correr, elípticas, bicicletas estáticas, remos y steps. Según explican fuentes de Claror a Palco23, el objetivo de esta renovación es conseguir que los usuarios tengan “una experiencia única y personalizada: más interactiva, más tecnológica y más sostenible”. El equipamiento del nuevo espacio se ha hecho de la mano de Technogym, con la implantación de varias líneas nuevas de la compañía.

Claror Technogym Can Caralleu 650

El complejo de Can Caralleu, además de gimnasio, cuenta con pistas de fútbol, pádel, tenis y piscinas.

Una de las novedades que destaca la compañía catalana es la posibilidad de utilizar el sistema mywellness del fabricante italiano. A través de los denominados moves (unidad de medición de este programa en base al rendimiento), se lanzarán retos colaborativos para sumar puntos por equipos, “algunos de los cuales son a nivel mundial y con un componente solidario”, comentan.

La decisión de mejorar la conectividad de sus máquinas de entrenamiento se tomó después de apostar por las nuevas tecnologías e instalar Wi-Fi en todas sus instalaciones el pasado verano. El objetivo es que todos sus clientes puedan utilizar la nueva app de Claror, con la que pueden consultar los planes de entrenamiento e interactuar con los entrenadores personales.

El director general de Claror, Gabriel Domingo, explicó en una entrevista a Palco23 a inicios de 2016 que hacía falta digitalizar los centros, ya que hasta el momento ninguno ofrecía Internet a los clientes. Para el directivo, el uso de la tecnología no es una cuestión sustitutiva sino complementaria, y por ello han llevado este paso al último de los tres peldaños, ya que antes fue necesario introducir nuevos servicios y adaptar las instalaciones a los mismos.

Este 2016 ha sido el cuarto año consecutivo en que se ha invertido un millón de euros para completar la renovación de todos sus centros en Barcelona. En septiembre finalizaron las obras en las instalaciones de Claror Cartegena, que se construyó hace 18 años y que está ubicado entre la Sagrada Familia y la Plaça de les Glòries.

El grupo Claror (formado por la Fundació Claror, la Fundació Can Caralleu y Llinarsport) engloba un total de ocho clubes deportivos, que dan servicio a más de 44.000 abonados y emplea a más de 600 trabajadores. La entidad cerró 2015 con una facturación de 20,5 millones y espera rebasar los 22 millones de euros en 2016, mediante crecimiento orgánico y la incorporación de la gestión de un nuevo centro de Taradell (Barcelona). Además, desde sus inicios en 1982, la fundación colabora con el tejido social del entorno de sus centros mediante acciones de Responsabilidad Social Corporativa que intentan dar también un valor añadido a sus usuarios.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles