El diario económico
del negocio del deporte

Albert Malla El FC Barcelona sigue potenciando su negocio de restauración, en esta ocasión de la mano de Carles Abellan. El cocinero catalán, con una estrella Michelin, ha abierto Tapas, 24, situado al lado de la sede social del club y con terrazas en las dos plazas (Canaletas y Jugadores) que construyó el club en el acceso principal al Camp Nou.

Con esta iniciativa, el club persigue nuevas vías de ingresos y ofrecer una propuesta gastronómica capaz de seducir a todos los públicos, incluso a aquel que no tiene ningún especial interés por el Barça pero que sí encuentre en el Tapas24 una oferta singular a la que ya se ofrece en el barrio de Les Corts. Es una estrategia que ya se probó exitosa el año pasado, con la inauguración del Camp Nou Lounge.

Tapas 24 Abellan 650

El restaurante Tapas, 24 se ha ubicado junto a la sede social y dispone de dos terrazas.

Tapas, 24 tiene un horario de 9 de la mañana hasta las 11 de la noche, de lunes a domingo, y se alargará los días en que haya partido. El local ocupa una superficie de 140 metros cuadrados, que permitirá al club cobrar una renta mensual, a la vez que da un salto cualitativo a la oferta existente. Este nuevo punto de restauración llevará el mismo nombre que el original del Passeig de Gràcia con Diputación que también pertenece a Abellan.

No es el único espacio gastronómico de nivel medio-alto que hay en las instalaciones del Camp Nou. El verano pasado se abrió el Camp Nou Lounge, situado en la primera gradería de Tribuna y gestionado por Arts Cartering, con el chef Antonio Sáez al frente. Se trata de un restaurante temporal, que sólo estará abierto entre el 12 de junio y el 1 de agosto, pero que en su primera semana ya había recibido más de 500 peticiones de reservas para comer o cenar.

La motivación de cocineros como Abellan o Sáez de abrir un espacio gastronómico en el Camp Nou no es sólo el hecho de poder trabajar en un entorno excepcional. La instalación blaugrana se ha convertido en un punto de obligada visita para los cientos de miles de turistas que llegan cada año a Barcelona, lo que facilita rentabilizar este tipo de inversiones. Y es que, más allá de las más de 70.000 personas que acuden de media a los partidos del Barça, en la última temporada un total de 1,6 millones de visitantes se acercaron al Camp Nou Experience, que generó una facturación neta de 26 millones de euros.

Camp Nou Lounge

El Camp Nou Lounge está gestionado por Arts Catering, del chef Antonio Sáez.

Estos dos proyectos complementan la oferta de restauración ya existente y que también se ha renovado estéticamente. Estrella Damm dio un vuelco al bar que hay en la explanada del estadio para convertirla en una cervecería, mientras que el grupo Eat&Out, de la familia Carulla, se adjudicó la explotación de los locales del Boulevar que da acceso al Palau Blaugrana. Además del Pans&Company, la empresa abrió pequeños locales bajo marcas como Ben & Jerry’s o Jamaica.

Todos estos cambios han sido posibles gracias a las inversiones realizadas en los últimos años para lavar la cara al entorno del Camp Nou. En los últimos cinco años, el club ha invertido 9,65 millones de euros con este objetivo, según ha explicado el equipo de Josep Maria Bartomeu durante la campaña electoral.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles