El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 Uno de los principales objetivos del mandato de Javier Tebas es erradicar el consumo ilegal de los partidos de Primera División, hasta el punto que ha llevado esta lucha a la Casa Blanca. El presidente de La Liga se ha desplazado a Estados Unidos para seguir buscando aliados, y los ha conseguido.

Acompañado del director de proyectos estratégicos, Ignacio Martínez Trujillo, Tebas se reunió este lunes con Daniel H. Marti, coordinador para el cumplimiento de las leyes de propiedad intelectual de la Oficina del presidente de Estados Unidos. En el encuentro, según explica la patronal en un comunicado, se abordó “la lucha contra una lacra que ha afectado, especialmente, al sector cultural, audiovisual y deportivo en los últimos años”.

“Con el fin de dar un paso más y erradicar los enormes perjuicios que esta práctica ilegal supone, ambas instituciones se comprometieron a seguir trabajando conjuntamente con las Ligas más importantes del mundo y los representantes de la industria del deporte, ya que el objetivo inmediato es fijar una misma estrategia de lucha contra la piratería”, según explican. Un primer paso será la participación de La Liga en un “grupo de trabajo de expertos mundiales” promovido por la Casa Blanca.

El papel de liderazgo de La Liga en esta cuestión no es casual, ya que de la mano de Mediapro ha logrado forzar a Rojadirecta a dejar de ofrecer provsionalmente enlaces para visionar ilegalmente los partidos. Previamente, la Ligue-1 ya había conseguido lo mismo frente a este portal de origen español.

Antes de buscar complicidades internacionales, el fútbol español ya buscó apoyos en España para combatir la piratería. La patronal de clubes se unió en julio a La Coalición de creadores e industrias de contenidos, con el objetivo de “promover un frente común contra la piratería digital, una lacra que perjudica seriamente el desarrollo de las industrias del fútbol, la editorial, el cine, las series, la música o el videojuego y que aportan el 5% del PIB español”.

En 2014 se visualizaron de forma ilegal un total de 139 millones de fútbol en más de 1,8 millones de hogares en España.El valor de mercado de todas estas retransmisiones supera los 509 millones de euros, pero GfK rebaja la pérdida de ingresos a 227 millones porque, según sus estimaciones, sólo el 44,6% estaría dispuesto a consumir contenidos de forma ilegal y suscribirse a una plataforma de pago.

El 72% de los internautas justifica el uso de páginas web piratas porque “acceder a través de otros sistemas es muy caro”, en referencia al precio que pueden estar cobrando GolT o Canal+ por acceder a los canales que retransmiten la Liga BBVA y el resto de campeonatos internacionales. La sensación de impunidad queda reflejada en un 33% de los usuarios que defiende el consumo ilegal de contenidos porque “lo hace todo el mundo”.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles