El diario económico
del negocio del deporte

Manel Valcarce, director de Valgo Investment Desde el 7 al 10 de abril de 2016, tuvo lugar la feria Fibo en el recinto ferial de Colonia (Alemania) a la cual tuvimos la oportunidad de estar presentes. Fibo es sin duda la Feria internacional líder del sector del fitness, wellness y la salud, y nos permite poder conocer de primera mano las nuevas tendencias y novedades que condicionarán el mundo del fitness el próximo año.

La feria se celebró en 6 pabellones de exposición, con la colaboración de más de 960 empresas expositoras y 160.000 metros cuadrados de superficie. En ella se mostraron a los más de 150.000 asistentes las nuevas líneas de fitness en sus diferentes áreas de desarrollo tanto a nivel técnico y equipamiento como de gestión de las instalaciones y sus clientes. Pudimos observar una gran asistencia de público profesional venido desde nuestro país, así como una amplia presencia de stands con marca española, y que crece año a año.

A nivel técnico, se han podido conocer nuevas tendencias de entrenamiento y diversas novedades de equipamiento. Se mantiene e incrementa la importancia y presencia de materiales tipo funcional con métodos orientados al trabajo con propio peso corporal o utilizando materiales como implementos para el mismo. La gran mayoría de empresas de equipamiento ya disponen de su propio material funcional, incluso jaulas y estructuras de mayor tamaño, convirtiéndose en una propuesta con mayor oferta que mejorar en competitividad año a año. Empresas como Reebok y Ossfitness, Bodytone, A&F, son empresas con sello español muy destacadas por su importancia en este nicho de mercado, que estuvieron presentes en la feria.

Aumenta también el número de empresas que ofrecen equipamiento para conseguir una gran variedad de opciones de trabajo a través de superficies inestables. Un ejemplo muy interesante de ello es Reax Balance, de Queenax, una plataforma de 3m2 de superficie, ideal para entrenamientos personales. En cuanto al material de trabajo cardiovascular, se puede observar una orientación del sector hacia la maquinaria sin motor, en la que es el propio usuario quien establece su nivel de trabajo y lo mantiene o regula a lo largo del entrenamiento.

Este tipo de maquinaria tiende también a un mayor control del entrenamiento, mediante la medición de la potencia o la personalización de los perfiles en función de diferentes parámetros, como la frecuencia cardíaca. Dos ejemplos innovadores de este tipo de maquinaria pueden ser la Skillmill de Technogym, o la IC7 de Tomahawk.

Se han podido conocer también novedades de otras empresas del sector como BH, con un nuevo modelo que permite la transición de intensidades manual a automático, o Precor, que cuenta con tres bicicletas nuevas de spinning presentadas a principios de año, diseñadas para personalizar el ritmo de carrera y mejorar la comodidad de cada una de ellas.

Pero por encima de todo, podemos destacar la incursión de la tecnología en todos los ámbitos de la industria del fitness, no sólo en el equipamiento como hemos visto, sino también en el entrenamiento y en la propia gestión de los gimnasios, tanto en la relación y gestión con el cliente como en los procesos, mantenimiento, limpieza, diseño o confort.

Esta edición se destinó un pabellón más o menos exclusivo a nuevas propuestas de software, hardware y aplicaciones tecnológicas aplicadas al fitness que denotan la llegada de esta revolución a nuestro sector. Aplicaciones con las que se podrán realizar medición de datos del usuario en su uso a través de la recogida de parámetros tales como la carga, número de repeticiones y series, de forma que el cliente dispondrá de toda la información relativa a sus entrenamientos es un ejemplo claro de esta tecnología disponible en la maquinaria a través de la marca Supersport, o también hacer un seguimiento en tiempo real monitorizando a un grupo mediante el software y hardware de MyZone.

Además del beneficio directo que obtienen los usuarios, estos softwares serán de gran ayuda también para el equipo técnico y la gestión del centro o instalación deportiva, para así adaptar los sistemas de entrenamiento a sus usuarios, y mejorar su fidelización.

Destacó también la inclusión de nuevos dispositivos de realidad virtual, con los que los usuarios podrán combinar la práctica de actividad física a la vez de tener la sensación de estar inmersos en diferentes escenarios y situaciones. También encontramos nuevas propuestas interesantes en el ámbito del management y la relación con el cliente con softwares específicos para gestionar al cliente en todo momento, poder comunicarse con ellos y también favorecer la captación a través del marketing y las redes sociales.

La feria contó además con un gran número de entrenamientos y demostraciones en los stands de las diferentes marcas, que permitieron a sus visitantes descubrir nuevas ideas y oportunidades de seguir mejorando este sector día a día. ¡Nos vemos en Fibo 2017, del 6 al 9 de abril del año que viene!

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Todos los perfiles