El diario económico
del negocio del deporte

Leon Rudge, responsable de soluciones tecnológica de Life Fitness para la región EMEA En los últimos años he observado como lentamente el sector de la actividad física reconoce que la digitalización es algo que deberíamos tener en cuenta. Hemos visto que la mayoría de los proveedores de equipamiento fitness invierten en hardware, infraestructura y aplicaciones sencillas que permiten la digitalización básica. Los proveedores también se han preocupado de desarrollar productos modernizados con la finalidad de crear algún tipo de conectividad, la finalidad recae en llamar al producto “digital” y luego decidir sobre qué valor tiene.

Ciertamente, se está creando una gran polémica en torno a la creciente incidencia de la tecnología digital y una llamada cada vez mayor por parte de los operadores, ya que existe una gran necesidad de “Ser Digital”. Pero lo que realmente se pasa por alto es ¿Por qué quiere ser digital? Si usted no sabe por qué invirtió en la digitalización, por ejemplo, para superar la amenaza de perturbación o crear una ventaja competitiva, entonces ¿Cómo se puede esperar que su fuerza de trabajo y los miembros hagan de lo digital sea un triunfo?

No es ningún secreto que la digitalización haya cambiado muchas industrias, cambió la forma en que operan y se conectan con los clientes y se ha estado haciendo durante muchos años. Vimos un gran impacto desde el principio en las industrias más obvias, como la música, la fotografía y soportes de impresión. Algunas industrias han visto muchas ondas de impacto. Tome los viajes, como ejemplo; hace un par de décadas teníamos que reservar nuestro viaje en una agencia de viajes, más adelante era posible reservar online a través de una agencia, y por último llegaron las webs y aplicaciones que te permitían buscar la mejor oferta entre las diferentes compañías de vuelos. Ahora las webs y aplicaciones ofrecen un trato mucho más personal y recomiendan los viajes en función de sus hábitos anteriores. La era digital está en camino y no hay ninguna industria que no se vea afectada. ¿Estás preparado? ¿Has evaluado el impacto?

Mi consejo es que intentes sacar tus propias conclusiones al respecto. No lanzarías un nuevo servicio sin entender cómo debería ser, qué beneficios ofrece y cómo lo conseguirías. Establecer una visión clara y una estrategia que ejecutar para asegurar el éxito a corto y largo plazo es esencial y la digitalización no debería llevarse a cabo de otra manera.

Una vez tienes una visión clara, echa un vistazo a las experiencias que te harán convertirlo en realidad. Lo siguiente es entender qué profesional tiene un perfil más digital, esto ayudará alcanzar la experiencia y decidir en la tecnología más idónea que necesitas para hacerlo realidad. Seguir esta ruta asegurará que sabes lo que necesitas sin importar si existe o no, cuándo lo necesitarás, de cuánto será la inversión y lo más importante y que se suele pasar por alto, el área de la operatividad.

Empezar con una visión digital clara y definida quiere decir que cada empleado de tu empresa sabrá por qué está ahí. Palabras del autor Simon Sinek, “La gente no compra lo que haces; sino que compra la razón por la que lo haces”.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles