El diario económico
del negocio del deporte

M.M.A. La polémica que se desató a principios de año en torno al reparto de los derechos de imagen en el bádminton español tiene nombre propio: Carbonell. El grupo aceitero se ha comprometido hoy a pagar 500.000 euros en tres años por usar la imagen de la campeona del Mundo y de Europa, Carolina Marín, en aquellos torneos donde sea posible.

El acuerdo es con la jugadora, pero se ha establecido que una parte del dinero se destinará al fomento de este deporte entre los más jóvenes. De esta manera se pone fin a la disputa que se abrió entre la Federación Española de Bádminton (Fesba) y los jugadores, después de que el organismo intentara quedarse con un 70% de los ingresos que generan los derechos de imagen de los jugadores. Esa tensión en torno al reparto de ingresos provocó que la Fesba retirara a España del Europeo por Equipos Mixtos que se disputó en febrero

“La situación se ha resuelto modificando esa normativa en base a recoger las iniciativas de los deportistas”, ha explicado David Cabello, presidente de Fesba. Pese a ello, no se ha desvelado qué porcentaje irá a parar al bolsillo de Marín y al fomento del bádminton, respectivamente, ya que la jugadora ha solicitado no hacerlo público, según ha justificado Jaime Carbó, consejero delegado de Deoleo, propietario de Carbonell.

En virtud del acuerdo, Marín lucirá el logotipo de Carbonell en su camiseta y se convierte en embajadora de la marca de aceites y aceitunas en Asia. “Para mí es un honor y una responsabilidad contribuir a la expansión de un producto tan español como el aceite de oliva; me habría gustado poder ondear la marca en los últimos torneos, que han tenido tanta repercusión internacional”, ha señalado la jugadora, en referencia a su paso por el All England y el Abierto de Malasia, de los que se proclamó campeona.

Y es que este deporte tiene un especial atractivo en China y otros países de la región, de ahí que la jugadora onubense se embolsara 34.500 euros por su victoria en el Abierto de Malasia, un premio económico muy alejado de la realidad de este deporte en España. Actualmente, Marín ocupa la tercera posición del ránking mundial y aspira a colocarse muy pronto en cabeza.

“Los éxitos conseguidos en los últimos meses, fruto de un trabajo sistemático, constante y prolongado en el tiempo, han sido el factor decisivo para que una marca tan solvente y del calado internacional de Carbonell haya apostado por vincular su nombre al del bádminton español”, defiende David Cabello.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles