El diario económico
del negocio del deporte

Marc Menchén La crisis económica se ha llevado por delante a clubes y empresas históricas, un club al que se acaba de unir el grupo Santa Mónica Sports. La empresa de marketing deportivo ha presentado concurso voluntario de acreedores y Jesús Samper ha sido apartado de la gestión, cuya tutela ha sido encargada por el Juzgado Mercantil número 1 de Madrid al despacho Legal y Económico, que actuará como administración concursal. La deuda, según fuentes consultadas por Palco23, podría superar los 30 millones de euros. La plantilla estaría en torno a las 40 personas, según su página web.

La resolución fue adoptada el 11 de marzo y ayer se elevó públicamente a través del Registro Mercantil. Este diario contactó ayer con la empresa, sin éxito, para conocer el detalle de los motivos que le han llevado a solicitar amparo judicial para negociar su deuda. Sin embargo, todo apunta a que la deuda contraída con la Real Federación Española de Fútbol (Rfef) y otros equipos de Primera División, así como los retrasos en su proyecto de macroparque de atracciones de Paramount en Murcia, están detrás de la caída del que antaño fuera un actor clave en el negocio del fútbol español.

acuerdo-movistar-federacion-espanola-de-futbol

Jesús Samper, en un acto junto al seleccionador, Vicente del Bosque, el presidente de Telefónica España, Luis Miguel Gilpérez, y el presidente de la Rfef, Ángel María Villar.

El ente presidido por Ángel María Villar podría perder más de 20 millones de euros si se confirma que Santa Mónica Sports no tiene suficiente tesorería o activos para vender con los que saldar sus deudas. Y es que “en el activo corriente de balance figuran cuentas a cobrar cuya recuperabilidad no resulta probable”, por un importe de 4,99 millones de euros y que corresponden a pagos pendientes de Santa Monica Sports, según revela la auditoría delas cuentas de 2013 que BDO realizó al organismo por encargo del Consejo Superior de Deportes (CSD).

A esta cifra se le añadirían otros 19,2 millones de euros, que es la deuda que las empresas de Samper mantenían con la Selección, una vez que en 2013 La Roja decidió romper de forma unilateral la relación iniciada en 2007 para la explotación de los derechos de televisión, licencias y demás a nivel mundial, en la mejor época deportiva de todos los tiempos. Todo este dinero, ahora es muy probable que no se pueda recuperar jamás.

La Rfef no es la única entidad deportiva que ha sufrido los problemas económicos de Samper, quien el año pasado ya vio cómo su Real Murcia descendía a Segunda División B a instancias de la Liga de Fútbol Profesional (LFP). El Deportivo de la Coruña también denunció a Santa Mónica Sports a finales de 2013 por el impago de dos millones, mientras que el Athletic de Bilbao también recurrió a la Justicia para reclamar el cobro de más de dos millones de euros por la explotación de la publicidad estática de San Mamés.

 

De la alianza con Mediapro, al parque temático de Paramount

La administración concursal deberá buscar ahora la realización de activos para tratar de saldar las deudas de la compañía, cuyos orígenes se remontan a más de treinta años atrás con la explotación de la publicidad perimetral de los estadios. Por ahora, ninguna de sus sociedades participadas ha presentado concurso de acreedores por los problemas de la matriz. Una de las opciones sería vender la filial del grupo en Argentina, donde “gestiona el programa de patrocinio y las licencias de todas sus selecciones nacionales y organiza la Copa Argentina”. La sociedad que gestiona en Chile también dispone de diversos acuerdos comerciales, tanto a nivel federativo como de clubes de fútbol y baloncesto, según la página web de Santa Mónica Sports.

Una de las empresas que más dinero podría aportar es Umedia, participada al 50% junto a Mediapro para la explotación publicitaria estática y dinámica en los estadios de fútbol. La compañía tiene acuerdos con todos los clubes de Primera División, a excepción de Real Madrid y los recién ascendidos SD Eibar, Deportivo de la Coruña y Córdoba. Umedia tiene derechos para insertar publicidad en La Liga, Copa del Rey y Europa League, en este caso sólo hasta los octavos de final. No es una cuestión baladí, a tenor de la cada vez mayor capacidad de La Liga para lograr anunciantes en el extranjero. La cuestión es si Mediapro aprovecharía para hacerse con el 100% de la empresa o buscaría un nuevo socio.

También está por ver cómo afectará todo este proceso a Premursa, la sociedad a través de la que Samper aspira a promover un parque de atracciones inspirado en las películas de la productora Paramount. El proyecto, que también incluiría un complejo de ocio con un casino, terrenos para hoteles, restaurantes y un centro comercial, tenía un coste estimado de entre 200 millones y 300 millones de euros.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Mateu Alemany

Director general del Valencia CF

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Todos los perfiles