El diario económico
del negocio del deporte

M.M.A. Mediapro amplía el número de equipos de La Liga que tiene en cartera. La multinacional catalana se ha hecho con los derechos de televisión del RCD Mallorca, un acuerdo por el que ambas partes también han aceptado “retirar las demandas cruzadas fruto del incumplimiento contractual que supuso el traspaso de los derechos audiovisuales a DTS [Digital+, entonces propiedad de Prisa y ahora en manos de Telefónica]“, según ha revelado la compañía que lidera Jaume Roures.

Mallorca Gol Recurso

El Mallorca ha finalizado la temporada en decimosexta posición.

El grupo audiovisual considera que en el acuerdo ha sido clave el cambio de propiedad en el Mallorca, que desde hace unos meses es 100% del empresario alemán Utz Claassen. “En agosto 2012, el anterior consejo de administración del club decidió rescindir los acuerdos audiovisuales que tenía con Mediapro y firmó un contrato de cesión de derechos audiovisuales con DTS”, recuerda la compañía.

En principio, ambas partes habrían aceptado rechazar a las indemnizaciones que se reclamaban mutuamente. “El acuerdo ha permitido tanto a Mediapro como al RCD Mallorca ver satisfechas sus exigencias financieras”, justifican en un comunicado conjunto. Se desconoce la oferta que ha puesto Roures encima de la mesa, pero debería estar por encima de los siete millones anuales que aproximadamente ha estado cobrando el conjunto balear durante las dos últimas temporadas en Segunda División.

Este acuerdo permite a Mediapro seguir reforzando su posición de dominio en el panorama de los derechos televisivos del fútbol español. En los últimos meses también ha conseguido arrebatarle a Canal+ los derechos del Athletic de Bilbao, mientras que Telefónica, su principal rival en la futura venta centralizada de las retransmisiones de La Liga, ha logrado robarle el FC Barcelona y mantener a Real Sociedad y Celta de Vigo ahora a través de Movistar. Está por ver si, en las próximas semanas, también logra acuerdos con Atlético de Madrid y RCD Espanyol.

Este no es el único litigio al que se ha enfrentado Mediapro como consecuencia de una resolución de la ahora Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC), que en 2010 consideró que los contratos de cesión de derechos audiovisuales no podían tener una duración superior a los tres años. Bajo aquel pretexto, clubes como el Mallorca, el Espanyol o el Osasuna decidieron romper unilaterlamente los acuerdos para firmar con Digital+.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Todos los perfiles