El diario económico
del negocio del deporte

Marc Menchén La televisión de pago empieza a consolidarse en España y ha llegado para quedarse. Aunque el aficionado pueda sentirse el gran perjudicado, lo cierto es que los primeros interesados son los propios clubes y organizadores de torneos, ya que la emisión de sus actividades en abierto reduce automáticamente sus ingresos por la venta de esos derechos. De ahí que en España, la emisión de deportes en la TDT se desplomara un 32% en 2014, al pasar de unas 15.980 horas a sólo unas 13.966 horas. En paralelo, Telefónica sigue ampliando su oferta deportiva de pago que se ampliará tras la compra de Canal+.

El problema, según se desprende del informe realizado por Kantar Media, es que sólo unas 5.000 horas se emitieron en directo, la tipología que más interesa a las marcas para que sus anuncios y activaciones de patrocinio puedan tener un mayor retorno. Y es que en la industria está asumido que el seguimiento de eventos deportivos en diferido es muy inferior y no genera la misma atracción.

 

La caída de las emisiones en abierto podría haber sido mucho mayor, puesto que el año pasado se celebró el Mundial de Fútbol en Brasil y Mediaset se adjudicó la retransmisión de 25 partidos a través de Cuatro o Telecinco, lo que suponen más de 2.000 horas adicionales del deporte rey. Esta disciplina sigue siendo la más ofrecida en canales tradicionales pese a que en 2014 sufrió una caída del 17%, con un total de 3.203 horas.

La Liga ha intentado reducir aún más la emisión de partidos en abierto a la que obliga la actual legislación española, alegando que supone una merma de 150 millones de euros para los equipos de Primera División. Mediaset, a través de Cuatro, ha sido hasta ahora la titular de los derechos de ese encuentro semanal, del que se decidió retirar a FC Barcelona, Real Madrid, Atlético de Madrid, Valencia CF, Sevilla FC y Villarreal CF.

De momento, ya se ha conseguido que las audiencias no lleguen al millón de personas y se muevan más bien en torno a los 700.000 espectadores. El Celta de Vigo-Deportivo de la Coruña de la quinta jornada es que el más aficionados captó a través de la pequeña pantalla, con 1,68 millones de personas. Mejor comportamiento han registrado siempre el partido en abierto semanal de la Champions League que ofrecía TVE (a partir de este año, será Atresmesdia), con picos de más de 5 millones de personas ante la pantalla; lo mismo sucede con los partidos importantes de la Selección española.

Tras el fútbol, que supuso el 23% de todas las horas de fútbol en abierto, aparece el tenis con un ligero repunte, al pasar de 2.051 horas a 2.065 horas. Esta mejora se produce por la apuesta de Teledeporte por esta disciplina, aunque en 2015 es probable que vuelva a caer ante la fuerte inversión realizada por Canal+ para crear una comunidad televisiva en torno a la raqueta.

La plataforma adquirida por Telefónica se ha hecho con los derechos de todos los Masters1000 de la ATP para los próximos cuatro años, a excepción del de Madrid. En total, 34 torneos que también incluyen los trece ATP500 y la mayoría de los ATP250. A ello se le suma la exclusiva de Wimbledon y que los otros tres Grand Slam (US Open, Australia y Roland Garros) se emiten por Eurosport.

Mutua Madrid Open

El Mutua Madrid Open es uno de los pocos que podrá seguirse en abierto a partir de ahora.

El tenis superó en 2014 al baloncesto, víctima de la incapacidad de la ACB de dar por ahora con un modelo que haga atractivo este deporte y de su dependencia de las televisiones públicas, tanto la estatal como las autonómicas. Este deporte pasó de 2.448 horas a 1.910 pese a que hubo Mundial de España, y la caída podría ser mayor en función de las negociaciones del campeonato liguero con las distintas cadenas. En esta temporada, Telemadrid y Canal Sur sólo compraron los derechos en la recta final. También podría influir el interés de la ACB en colocar parte de sus partidos en las plataformas de pago.

Este camino ya ha sido impuesto por los organizadores de los mundiales de Fórmula 1 y MotoGP. Ello explica que las horas de automovilismo se desplomaran un 36,4% entre 2013 y 2014, hasta las 671 horas, mientras que en motociclismo el retroceso fue del 47%, hasta las 328 horas. Y esta situación sí que está confirmada que en 2016 irá a menos, ya que la pretensión tanto de Formula One Management como de Dorna Sports es que sólo se emitan en Movistar TV.

 

Teledeporte, la salvación para el resto de disciplinas

Una de las claves para entender la supervivencia de las emisiones en abierto de muchos deportes es Teledeporte, el canal temático de TVE que en 2014 estuvo al borde del cierre. El Gobierno ha salvado el canal gracias a un acuerdo de patrocinio con Loterías y Apuestas del Estado (LAE) por el que recibirá siete millones de euros anuales para mantener las emisiones de disciplinas como el ciclismo, el bádminton, natación, atletismo o balonmano.

Kantar indica en su informe que la desaparición de canales como MarcaTV o Nitro ha afectado a deportes como la pelota vasca o el boxeo. Especialmente acusado es el descenso de la presencia de esta segunda disciplina en las emisiones en abierto, al pasar de 348 horas a apenas 60 horas.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles