El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 La Concacaf ha decidido dar por finalizado su acuerdo con Traffic Sports USA. La organización, que agrupa a las federaciones de América Central, Norteamérica y Caribe, realizó este anuncio en la jornada inaugural de la Copa de Oro, uno de los torneos que la agencia de marketing deportivo debía comercializar.

La ruptura se produce después de que el FBI destapara una trama corrupta, por la que se habrían pagado sobornos por 150 millones de dólares a cambio de la adjudicación de contratos para la intermediación en la búsqueda de patrocinadores y operadores de televisión internacionales para la retransmisión de los torneos de América Latina.

Los pagos de sobornos, presuntamente pagados por las adjudicatarias o reclamados por los dirigentes de la Fifa, afectarían a los siguientes torneos: fase de clasificación para el Mundial de Fútbol en la región de la Concacaf; Copa de Oro y Liga de Campeones, también organizados por esta confederación; la Copa América Centenario, que organizarán en 2016 conjuntamente Concacaf y Conmebol, la Copa Libertadores, de Conmebol, y la Copa do Brasil, que organiza la Federación brasileña.

Tras esta decisión, la Concacaf deberá buscar una nueva agencia que le asesore en la explotación comercial de sus torneos. Según medios de la región, entre las firmas que estarían mejor posicionadas para asumir estos contratos figuran IMG, que ya asesora en la venta internacional de derechos de televisión de la Concacaf, y Soccer United Marketing (SUM), que representa a la Major League Soccer (MLS) y a la Federación de Estados Unidos.

Traffic Sports tenía adjudicada la comercialización de la edición bienal de la Copa de Oro hasta 2021, así como las próximas siete ediciones de la Scotiabank Concacaf Champions League hasta la temporada 2021-2022. Una de sus grandes aportaciones a los torneos de esta confederación fue la idea de diseñar paquetes de patrocinio más elaborados y limitado a un pequeño grupo de grandes marcas, frente al modelo que se utilizaba anteriormente de pequeños patrocinios y todos adjudicados en el último momento.

En la investigación han sido claves las declaraciones de culpabilidad de Charles Blazer, veterano ex secretario general de la Concacaf (Confederación de Fútbol de Norte, Centroamérica y el Caribe) y exrepresentante de EEUU en el comité ejecutivo de la Fifa, y de José Hawilla, propietario y fundador de Traffic, una multinacional del marketing deportivo con diversas filiales como Traffic Sports International y Traffic Sports USA, con sede en Florida. Él es quien habría pagado por adjudicarse los contratos.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Todos los perfiles