El diario económico
del negocio del deporte

M.Menchén A día de hoy, los usuarios sabe que sólo podrán ver todo el fútbol que implique a clubes españoles en Vodafone, Orange y Telecable. Telefónica, que en julio se postulaba como gran favorito para disponer de la mejor oferta televisiva tras quedarse con todos los derechos de La Liga para plataformas de pago, ahora parece estar al borde de perder la Champions League. Mediapro exige al grupo de telecomunicaciones un pago mínimo garantizado para poder incluir el canal de beIN Sports en Movistar+, una condición que por ahora no estaría aceptando.

Fuentes de la industria, conocedoras del estado de las negociaciones, aseguran a Palco23 que “el acuerdo parece que no está cerca”. En este sentido, explican que el problema estaría en la petición del grupo audiovisual liderado por Jaume Roures de que Telefónica asegure un pago mínimo, no sujeto a las contrataciones del canal que después consiga su plataforma de televisión de pago. “Les han ofrecido las mismas condiciones que al resto de operadores, pero a ellos no les parecen bien”, explican los citados interlocutores.

Se da la circunstancia de que es una de las exigencias que la propia Telefónica puso al resto de compañías a las que ofreció la opción de adquirir los partidos de Primera División, y por los que Vodafone y Orange han pagado unos 130 millones de euros. Ni Mediapro ni Telefónica han facilitado información sobre los términos económicos que se están barajando, aunque en la industria apuntan a que colocar beIN Sports en la parrilla de Movistar+ estaría por debajo de los 40 millones de euros por temporada. A esa cifra habría que añadir un importe adicional en función del número de abonados final que contratara el servicio.

Está por ver si finalmente habrá acuerdo entre las dos partes, ya que el próximo miércoles, día 19, se disputa uno de los primeros encuentros de la fase previa de la Champions League con participación española (Valencia CF-AS Mónaco). “Nunca había tenido tanto interés, con cinco equipos españoles”, recuerdan en el sector sobre la capacidad de atracción que puede tener beIN Sports esta temporada y cuya disponibilidad puede provocar fugas de clientes a Vodafone u Orange.

Ambos grupos ya han lanzado una agresiva campaña de comunicación recordando que por ahora son los únicos que ofrecen tanto la Liga como la Champions League, con precios promocionales de 6 euros y 14,95 euros, respectivamente. En Movistar+, en cambio, cuesta 25 euros y sólo con el campeonato español. Incluso fuera de promoción, los dos operadores ofrecen una tarifa final más barata que la de su gran rival.

Por si fuera poco, Mediapro también está ofreciendo la posibilidad de adquirir beIN Sports a través de Total Channel, la plataforma de televisión bajo demanda que controla. Su gran reclamo es la no necesidad de firmar contratos de permanencia, poder ver el canal a través de cualquier dispositivo móvil y su precio: 9,99 euros al mes por el fútbol europeo, pero también por otros diez canales, entre ellos FOX.

 

¿Cómo puede retener Telefónica sin la Champions League?

El problema para Telefónica reside probablemente en cómo rentabilizar la enésima inversión que realizaría en derechos deportivos y la incidencia real que puede tener sobre sus abonados. En este sentido, cabe recordar que, al margen de la Champions League, tanto beIN Sports como Canal+ Fútbol tienen una oferta internacional muy parecida, con derechos repartidos sobre la Premier League y la Serie A. El campeonato portugués sería una de las adquisiciones exclusivas del canal creado por Mediapro junto a Al Jazeera.

Entonces, ¿qué tiene Movistar+ que pueda ayudar a mitigar la pérdida de abonados si no hay Champions League? Por un lado, ayer anunció el lanzamiento de un canal exclusivo para emitir la Liga Adelante en HD, con la novedad de la instalación de cámaras dentro de los vestuarios que permitirán conocer el estado de ánimo de los futbolistas antes de cada partido y al final de los mismos.

Otro de los factores competitivos de Telefónica, únicamente analizando su oferta de contenidos deportivos, es el control de la Fórmula 1 y la MotoGP para los próximos años, más aún sabiendo que en el corto plazo dejarán de poder seguirse algunas de las carreras en abierto. Además, gracias a la integración de Canal+, también se ha hecho con la exclusiva de la NBA, los principales torneos de tenis, golf o Asobal, entre algunos activos que le sitúan como la plataforma de pago con la más amplia oferta deportiva.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles