El diario económico
del negocio del deporte

M.Menchén BBVA pone fin a uno de los principales acuerdos de patrocinio deportivo que mantenía. La entidad financiera ha anunciado que hoy que dejará de ser el patrocinador principal del fútbol español una vez concluya esta temporada, pese a que existía la posibilidad de renovar el contrato hasta junio de 2018.

La relación se inició en la campaña 2008-2009, cuando se alcanzó un acuerdo por el que la entidad ha estado pagando 23,5 millones de euros anuales a cambio de que la Primera División pasara a llamarse Liga BBVA y la Segunda Liga Adelante. El banco, que también es uno de los principales aliados de la NBA, alega que esta decisión de debe al “cambio estratégico que está llevando a cabo, centrado en la transformación digital del banco a nivel mundial”.

BBVA también alega que La Liga “se encuentra en un nuevo escenario audiovisual que permite el desarrollo internacional de su marca con una decidida apuesta por la expansión global”. Ambas partes también han coincidido en que “el gran éxito de su colaboración en los últimos años, que ha permitido a ambas instituciones difundir sus marcas de forma internacional, y han recalcado su deseo de continuar trabajando con dedicación durante la presente temporada”.

La salida del banco obliga a la patronal de clubes a acelerar la búsqueda de patrocinadores para cada una de las dos competiciones, ya que los ingresos procedentes del banco representaban dos tercios de los 35 millones que generó la actividad vinculada a patrocinios y licencias en la temporada 2013-2014, la última con datos disponibles.

La patronal, a través del director comercial, Adolfo Bara, ha logrado ir reduciendo esta dependencia con importantes acuerdos comerciales este verano, como los de Mazda, Worten y Samsung, que han servido para compensar la salida de Burger King y Huawei. También siguen Nike, Mahou, Sportium, Cabreiroá y Sockatyes.

Por ahora, La Liga no ha dado conocer si ya trabaja en otras alternativas o si esta situación no entraba dentro de sus planes y debe arrancar la búsqueda de un sustituto. También está por ver si la patronal presidida por Javier Tebas opta por vender nuevamente los naming rights de ambos torneos o si opta por no hacerlo, como se está planteando la Premier League una vez concluya este año su patrocinio con Barclays.

En el resto de Europa, la Bundesliga es otra de las grandes ligas que no ha vendido este activo, mientras que la Ligue-1 ha contratado a la agencia de marketing Dentsu Aegis para que busque una compañía interesada en dar nombre al principal torneo de fútbol en Francia a partir de la temporada 2016-2017. En Italia, la Serie A tiene cedida la explotación de su nombre, la Supercoppa y la Coppa al grupo de telecomunicaciones TIM.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Todos los perfiles