El diario económico
del negocio del deporte

M.Menchén Ya es oficial. La ACB ha comunicado a los clubes que ha cerrado un acuerdo definitivo con Movistar+, por el que la plataforma de televisión de pago de Telefónica se hace con los derechos de televisión de la liga de baloncesto y se convierte en uno de sus principales patrocinadores. Como adelantó Palco23 el pasado 18 de septiembre, el grupo de telecomunicaciones pagará 46 millones de euros por tres temporadas.

El contrato, según ha podido saber este medio, se ha cerrado en los términos previstos inicialmente y que ya fueron expuestos en la última asamblea de clubes. Movistar+ se queda con el 100% de los derechos a partir de la 2016-2017, mientras que en la actual campaña compartirá los derechos con TVE, que mantiene la elección del principal partido para cada jornada, la final de la Supercopa de España, y buena parte de los partidos de los play-off. Las grandes damnificadas son las televisiones autonómicas, incluida TV3, cuya propuesta (1,8 millones) les deja muy lejos de las cifras que ofrece el grupo de telecomunicaciones.

El hecho de compartir las retransmisiones con TVE/Teledeporte durante la primera temporada es la que provoca que Telefónica sólo ofrezca cuatro millones de euros para la 2015-2016, cifra que se complementaría con un contrato de patrocinio por otros ocho millones y con el millón de euros que aproximadamente pagará la cadena pública.

La final de la Supercopa Endesa entre FC Barcelona Lassa y Unicaja este fin de semana./ ACB

La final de la Supercopa Endesa entre FC Barcelona Lassa y Unicaja este fin de semana./ ACB

 

A partir de la 2016-2017, y ya con los derechos de televisión en exclusiva, los ingresos para los clubes por este concepto subirán a siete millones, mientras que la esponsorización seguirá en ocho millones. En la última campaña, la 2017-2018, el precio de las retransmisiones subirá a ocho millones y el patrocinio a once millones. En total, 46 millones de euros.

Estas cifras están incluso por encima de los 5,9 millones obtenidos en la 2008-2009 por las retransmisiones, cifra que ha caído a 2,9 millones de euros en el último año y que principalmente proceden de “la participación en Euroliga o de acuerdos con televisiones autonómicas”, según el CSD. De hecho, TVE estaría pagando 480.000 euros por los derechos de la ACB, según admite en sus propias cuentas.

El principal interrogante ahora es conocer quién asume la indemnización que deberá abonarse a Orange, a la que aún le resta una temporada como patrocinador y que emitía algunos partidos a través de una plataforma digital que no acostumbraba a seducir a más de 100.000 aficionados cada fin de semana. De momento, continúa figurando como patrocinador oficial.

 

Salto cualitativo en la retransmisión

El compromiso de Movistar+ es ofrecer cinco partidos de cada jornada a través de sus canales temáticos de deportes, además de replicar la estrategia seguida con la Asobal y ofrecer otros cuatro encuentros vía streaming a través de Yomvi. Por si fuera poco, se creará igualmente un canal (se desconoce si gratuito y a través de Internet, o sólo en Movistar+) donde podrán verse en diferido los nueve partidos de cada jornada.

Las fuentes de la ACB consultadas admiten que sería un cambio de modelo importante, pero que permite dar un salto cualitativo. Por ejemplo, la patronal asume el control de la producción a cambio de compartir los costes con Movistar+, pero ello le asegurará que las retransmisiones sean a su gusto. Para ello, se prevé destinar en torno a 300.000 euros para crear un equipo de entre cinco y siete personas, según expusieron ayer los directivos de la ACB a los clubes.

Además, todos los encuentros se producirán en alta definición (HD), se aprovechará la experiencia de la extinta Canal+ en este ámbito y se potenciará su difusión con programas semanales, actividad en redes sociales y acciones de fidelización, como campus patrocinados.

Por otro lado, se asegura un paquete publicitario que la ACB podrá utilizar para dar visibilidad a sus patrocinadores y, por lo tanto, tener más poder de negociación cuando llegue el momento de renovar los acuerdos existentes con marcas como Endesa, que paga 4,25 millones por dar nombre al torneo; o la automovilística KIA, la enseña de batidos Bifrutas y Plátano de Canarias, que en conjunto aportan casi otros cuatro millones, son el resto de patrocinadores de la ACB.

 

Paso importante en la estrategia de Telefónica

El acuerdo también supone un espaldarazo a la oferta deportiva de Movistar+, en el punto de mira de muchos clientes por no haber logrado un acuerdo con Mediapro para incluir beIN Sports, el canal que emite en exclusiva la Champions League. Además, con un coste mucho más bajo que los 130 millones que le costaría emitir la máxima competición continental.

Junto a la ACB y la Euroliga, Telefónica también ha firmado un importante acuerdo que la Asobal ha calificado de estratégico, ya que supone un fuerte impulso a la calidad de las retransmisiones del balonmano en España. Junto a estas dos adquisiciones, también figura la exclusiva de MotoGP, la Fórmula 1, la Liga Adelante y los principales torneos de tenis y golf de todo el mundo.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Todos los perfiles