El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 Red Bull ha llevado hasta China sus patrocinios futbolísticos. El fabricante de bebidas energética ha firmado un acuerdo por el que se convierte en patrocinador de la China Super League (CSL), el máximo campeonato del país y que el Gobierno quiere potenciar con un importante plan de inversiones en el fútbol formativo.

El contrato, del que no han trascendido los términos económicos, tendrá una duración de dos años. “A través de la asociación oficial con Red Bull, que es la marca de bebidas energéticas más exitosa del mundo, la CSL ha añadido otro socio oficial fuerte; la alianza también mejorará aún más su influencia”, ha opinado Ma Chengquan, gerente de la CSL.

En este sentido, la marca podrá utilizar a tres jugadores de la competición para promocionar sus productos en el gigante asiático. Además, colaborará como patrocinador en iniciativas para fomentar la práctica de este deporte entre los más pequeños.

Red Bull no es la primera marca occidental que ha apostado por el fútbol chino para ganar notoriedad en este mercado, ya que entre los patrocinadores de la CSL también se encuentran marcas como Ford, Carlsberg, Shell, DHL, Nike o la empresa de iluminación Ledman. Junto a ellas, aparecen compañías locales como el portal de comercio electrónico JD.com y la aseguradora Ping An.

El interés de estas multinacionales no es casual, ya que la competición aseguró que en la última temporada prácticamente han duplicado sus audiencias en televisión, al pasar de un acumulado de 267 millones de telespectadores a los más de 400 millones de la campaña en la que el Guangzhou Evergrande FC volvió a proclamarse campeón. La media de asistentes por partido ronda las 20.000 personas.

En el ámbito comercial no es en el único en el que la Superliga está logrando mejorar sus ingresos, ya que el torneo ha vendido sus derechos de televisión para el período 2016-2020 por 8.000 millones de yuanes (1.125 millones de euros) a Ti’ao Power.  La compañía, sobre la que apenas existe información, ha superado las ofertas que hicieron CCTV, Great Sports y Guangdong TV. Inicialmente, también mostraron interés la multinacional IMG e Infront Sports & Media, que ha perdido uno de los primeros contratos a los que aspiraba en Asia tras pasar a manos del multimillonario chino Wang Jianlin.

La competición, en la que participan 16 equipos, ingresará 20 veces más respecto a los 80 millones de yuanes (11,22 millones de euros) de la edición actual, a la que apenas restan tres partidos. En virtud del acuerdo, Ti’ao Power pagará a la Asociación China de Fútbol 1.000 millones de yuanes anuales (140 millones de euros) las dos primeras temporadas, y 2.000 millones de yuanes (280 millones de euros) anuales en las próximas tres campañas, según la agencia de marketing deportivo Yutang Sports.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Mateu Alemany

Director general del Valencia CF

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Todos los perfiles