El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 Mediapro ha encendido las luces de alarma antes de que pueda producirse el regreso de Rojadirecta al fútbol español. Igor Seoane, la persona que se esconde tras este portal que facilita el visionado ilegal de contenidos deportivos, ha solicitado al juez que sustituya por una caución de 10.000 euros las medidas cautelares que le impuso tras la demanda del grupo audiovisual. Éstas consistían en cesar de inmediato su actividad de ofrecer enlaces a partidos de La Liga, una media que según la compañía se ha incumplido de manera sistemática.

En un comunicado, el grupo que lidera Jaume Roures considera que, en el caso de que el Juzgado Mercantil número 11 estime la solicitud de Seoane, la caución impuesta debería situarse cerca de los 100 millones de euros. “Los perjuicios derivados de la actividad de rojadirecta son incuantificables y en ningún caso pueden ser compensados por una caución de diez mil euros”, argumenta Mediapro, que hasta la última temporada era el propietario de la mayoría de derechos audiovisuales de Primera y Segunda División.

Por su parte, los abogados del demandado, que actuaba a través de la mercantil Puerto 80 Projects SLU, alegaban que la suspensión cautelar es desproporcionada. En su opinión, “los enlaces cuya legalidad se cuestiona sólo representan el 2% o el 3% de los enlaces totales de la página”, en referencia a los contenidos de La Liga.

Para reafirmarse en su posición de que la caución de 10.000 euros no sería suficiente para levantar el cese temporal de la página web, la compañía recuerda que han denunciado ante el juez “el incumplimiento sistemático por Rojadirecta de las medidas cautelares desde que éstas debieron haberse puesto en práctica al comienzo de la presente temporada de La Liga”. “No es solo una web de enlaces, sino que es promotora y en muchos casos emisora de las retransmisiones, lucrándose por ello”, insisten.

Pese a esta situación, en ningún momento el Juzgado ha ejecutado una de las advertencias que realizó en su auto del mes de junio: ordenar a los proveedores de acceso a Internet “que suspendan la transmisión, el alojamiento de datos, el acceso a redes de telecomunicaciones, o la prestación de cualquier otro servicio equivalente de intermediación en relación con www.rojadirecta.me o cualquier otra página web que los demandados pudieran utilizar en iguales términos, o que redireccione a dicho sitio para su acceso, bloqueando o impidiendo el acceso desde el territorio español a dichas páginas de Internet”.

En aquel auto en el que se aceptaban las medidas cautelares solicitadas por Mediapro, el juez consideraba que “existen indicios de que la actividad desarrollada por www.rojadirecta.me supone una vulneración de los derechos de producción de las grabaciones audiovisuales y de radiodifusión”. Además, añadía que dicha vulneración “se realiza con la colaboración consciente de los demandados”.

El perjuicio no es menor, ya que un informe de La Coalición de Creadores e Industrias de Contenidoseleva el impacto de la piratería en el fútbol español a 227 millones de euros sólo en 2014. El trabajo, elaborado por la consultora internacional GfK, señala que durante el pasado año se visualizaron de forma ilegal un total de 139 millones de fútbol en más de 1,8 millones de hogares en España. El valor de mercado de todas estas retransmisiones supera los 509 millones de euros, pero GfK rebaja la pérdida de ingresos a 227 millones porque, según sus estimaciones, sólo el 44,6% estaría dispuesto a consumir contenidos de forma ilegal y suscribirse a una plataforma de pago.

La lucha de La Liga contra la piratería se ha intensificado en los últimos doce meses, periodo en el que incluso se llegó a firmar un acuerdo entre Mediapro, Canal+ y la Asociación de Agencias de Medios para evitar que las marcas se anuncien en este tipo de portales. Y es que este factor publicitario es el que acaba provocando que este tipo de páginas como Rojadirecta se lucren sin pagar ningún tipo de compensación a los propietarios de los derechos audiovisuales (los clubes) ni a las empresas que pagan en exclusiva por ellos.

Esta posición de la patronal de clubes se ha visto recompensada estos días, con la visita de Mark Lichtenhein, presidente de SROC (Sports Right Owners Coalition). Esta organización, que agrupa a tenedores de derechos como la Fifa, MotoGP, Premier League o Euroliga, ha visitado las oficinas de las organización y ha compartido conocimientos sobre cómo perseguir estas prácticas. “Arranca una nueva era en términos de proteger nuestros derechos. He visto cómo trabaja LaLiga y estoy muy impresionado. Coincidimos en que hay que trabajar para promover y proteger nuestros derechos audiovisuales”, ha indicado Lichtenhein.

Precedente en Francia
No es el primer golpe judicial que sufre Rojadirecta, ya que el pasado 26 de marzo se hizo público que el Tribunal Superior de París había dictado una sentencia en la que prohíbe a esta página web de enlaces redireccionar a los usuarios a otros portales en los que seguir de forma ilegal la retransmisión de los partidos del fútbol francés, tanto de la Ligue-1 como la Ligue-2.

La sentencia considera que, si bien Rojadirecta no albergaba los servidores para visualizar de forma ilegal los partidos, sí que actuaba como editor que “proporcionaba refugio al contenido de otros”. Por ello, el juez obligaba al portal a pagar 100.000 euros a la patronal de clubes de Francia por daños y perjuicios. Además, debía abonar 5.000 euros diarios por cada enlace a la retransmisión de estos partidos que mantenga en su web. El juez también ordena a Rojadirecta la publicación de un comunicado de prensa en el que notifique a los usuarios la naturaleza ilícita de los enlaces mencionados.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles