El diario económico
del negocio del deporte

M.Menchén Wang Jianlin tiene claro que la industria del deporte sólo puede seguir creciendo y quiere tomar posiciones rápidamente. El multimillonario chino, que controla el 20% del Atlético de Madrid, ha anunciado la creación del holding Wanda Sports y que se nutrirá de los negocios de Infront Sports & Media y World Triathlon Corporation (WTC). Son las dos primeras compañías del sector que ha adquirido y que ahora dejarán de existir como tal para fusionarse en una nueva estructura.

“No es suficiente”, opinó hace unos días Jianlin en un foro económico. El empresario chino ve una oportunidad para crear “la primera empresa del mundo del negocio del deporte con ingresos de más de 10.000 millones de dólares”, un objetivo que quiere cumplir aprovechando que, pese a la inmensidad de esta industria, “no hay una sola empresa que controle parte de la industria”. En la actualidad, los dos negocios adquiridos en conjunto se acercarían a unos ingresos de 1.500 millones de euros anuales.

El encargado de liderar el nuevo proyecto es Phillippe Blatter, sobrino del expresidente de la Fifa, Joseph Blatter, y hasta ahora primer ejecutivo de Infront Sports. “Bajo la nueva estructura, confiamos en el crecimiento y la aceleración de la impresionante cartera de deportes de ambas compañías, gracias a que compartirán contactos y recursos tras la integración”, ha explicado el directivo. “La nueva estructura dará continuidad y estabilidad, una mayor oferta tanto de servicios y recursos fortalecidos en el desarrollo de eventos”.

Wang Jianlin Philippe Blatter

Wang Jianlin, dueño de Wanda Group, junto a Philippe Blatter, primer ejecutivo de la nueva división de deportes.

Jianlin, que a principios de 2016 dará nuevos detalles sobre los objetivos de Wanda Sports, ha comentado que sus perspectivas sobre el futuro de la industria del deporte son “muy altas”. Por ello, la nueva división no sólo quiere integrar negocios ya existentes, sino también “ampliar y fortalecer verdaderamente los negocios de Wanda en esta industria, al mismo tiempo que aprovechar las oportunidades de rápido crecimiento en el mercado deportivo chino”, ha avanzado.

La sede de la nueva compañía estará en Zug (Suiza), donde ya están las oficinas centrales de Infront Sports & Media. A partir de ahora, el negocio se dividirá en tres ramas: Deportes para espectadores, que asumirá la actividad de marketing deportivo y gestión de derechos audiovisuales; Servicios, que integrará el negocio digital y de producción, y Deportes de participación, que englobará el negocio de estilo de vida activo, según los términos utilizados por Wanda.

Esta última pata del negocio, en la que se integrarían las Ironman de WTC y las carreras corporativas de B2Run, estará dirigida por Andrew Messick, hasta ahora consejero delegado de la organizadora de las populares triatlones. En su caso, la sede no estará en Suiza, sino que se mantendrá en las oficinas de Tampa (Florida). Wanda Sports tampoco quiere cambios bruscos, y los equipos directivos de ambas compañías se mantendrán.

Eso sí, el compartimiento de servicios también permitirá a WTC beneficiarse de una red de oficinas de la que no disponía, ya que Infront Sports & Media tiene 25 delegaciones repartidas en 13 países, donde más de 600 empleados trabajan con 160 eventos y cientos de marcas, entre las que destacan la Fifa, las federaciones italiana y holandesa de fútbol o el Calcio. Su facturación supera los 800  millones de euros.

 

Más de 2.000 millones de euros en adquisiciones

Jianlin ya ha invertido más de 1.500 millones para tomar posiciones en este sector. Por Infront pagó 1.045 millones de euros al fondo de capital riesgo Bridgepoint, mientras que la compra de WTC se cerró por 650 millones de dólares (575 millones de euros). Además, Wanda asumió una deuda de unos 250 millones de dólares que la empresa controlada por Providence Equity Partners había generado.

Los cálculos de Wanda apuntan a que el sector del deporte (excluida la fabricación de equipamiento deportivo) genera unos 10.000 millones de dólares (9.115 millones de euros) en ingresos en China, de ahí la oportunidad de negocio que contempla si adquiere compañías occidentales para desarrollarlas en el gigante asiático. Es más, en una reciente intervención Jianlin recordó que el negocio de representación, publicidad y organización de actividades deportivas supuso 500.00o millones de dólares en EEUU durante 2014. Además, los americanos estarían gastando ochenta veces más que los chinos en consumo deportivo.

“En Europa y EEUU, donde el mercado de los deportes es muy maduro, el crecimiento de las empresas deportivas es moderado, con un avance anual de un dígito; estas adquisiciones pueden lograr un mayor crecimiento en China si pueden echar raíces en el país, ya que la industria del deporte sigue siendo una tierra sin labrar”, confió.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles