El diario económico
del negocio del deporte

M.Menchén Telefónica pasará a tener un peso mucho menos dominante en el fútbol español el próximo año. El grupo de telecomunicaciones, que ayer vio como Mediapro-beIN Sports le arrebataba el lote de ocho partidos de Primera División cada fin de semana, ha visto ahora cómo dos de sus rivales, Orange y Vodafone, se han adjudicado de forma conjunta el lote que incluye todos los partidos de La Liga y la Copa del Rey para establecimientos públicos, como bares, gimnasios u hoteles. En total, pagarán 300 millones de euros, a razón de cada una de las tres temporadas (de la 2016-2017 a la 2018-2019).

La Liga ha informado que los ingresos finales por este lote podrían alcanzar los 330 millones, ya que se han incluido variables que alcanzan los 30 millones para todo el período y que irían ligados al crecimiento de la base de abonados en el canal no residencial. “Vodafone ha presentado una oferta conjunta con Orange porque entiende que los contenidos más demandados por los ciudadanos deben ser accesibles a todos ellos y así evitar distorsiones de la competencia”, ha indicado el grupo de telecomunicaciones.

 
 

Además, en su comunicado lanza una seria advertencia a Telefónica, a la que durante esta temporada ha criticado duramente por el elevado precio que fijo en el canal mayorista para que sus rivales pudieran ofrecer el fútbol español. “Vodafone y Orange anuncian además su intención de sublicenciar en condiciones económicamente razonables, objetivas y no discriminatorias los contenidos que le han sido adjudicados a cualquiera que esté interesado en ellos. Del mismo modo, Vodafone espera obtener acceso al resto de lotes de fútbol nacional en condiciones justas y razonables”, indican en clara referencia a su rival, que para los próximos tres ejercicios sólo tiene asegurado El Partidazo, que asegura siempre un encuentro de Real Madrid o FC Barcelona.

Es decir, que en un año Telefónica pasará de ser el dueño absoluto del fútbol de pago en España a tener que alcanzar acuerdos con el resto de la industria para poder ofrecer con garantías todo este deporte. Por un lado, ya sabe que sólo tendrá La Liga al completo y la Champions League si pacta con beIN Sports, ya que el único lote que se ha adjudicado sólo incluye 38 partidos durante toda la temporada. Además, si no quiere sufrir una sangría de clientes en el canal mayorista, deberá negociar con Vodafone y Orange para sublicenciar su lote.

Uno de los grandes vencedores de este proceso es Mediapro, ya que el grupo audiovisual que lidera Jaume Roures tiene asegurada desde el verano la intermediación del negocio internacional (96 millones este año, aproximadamente), la producción de los dos torneos (un mínimo de 20 millones, como ya publicó Palco23) y el canal de televisión que Orange-Vodafone ya saben que necesitarán para ofrecer el fútbol a particulares. Además, ahora tendrá más argumentos en la negociación para forzar a Telefónica a pasar por el aro, consciente de que el tenis, la Fórmula 1, la MotoGP, la Asobal y un partido cada fin de semana no bastan para retener a buena parte de sus más de cuatro millones de abonados a la televisión de pago.

Y también lo es la propia Liga, que en el mercado doméstico pasará de los 620 millones actuales a ya un mínimo de 983 millones de euros (+58,5%), y Mediapro. Y eso que aún debe adjudicar todos los lotes de televisión en abierto, ya que las propuestas recibidas no alcanzaban el precio mínimo de reserva, por lo que convocarán una nueva ronda de ofertas “entre los candidatos que hayan presentado previamente oferta para dichos lotes”.

 

¿Qué queda ahora por adjudicar?

Por un lado debe colocarse el partido de Primera y los resúmenes en exclusiva a través de la TDT, dos lotes que ahora van por separado y por los que TVE ha pagado en torno a 20 millones esta temporada. Además, se ha creado un nuevo paquete con un partido de cada ronda de la Copa del Rey, en segunda selección, y las semifinales, en primera, así como otro paquete que incluía hasta seis partidos de Segunda y que se diseñó claramente para que las televisiones autonómicas pudieran acudir conjuntamente.

No sucederá así con el Canal Liga TV2, que incluye toda la Segunda División en la modalidad de pago, ni para el paquete de partidos bajo demanda ni el de resúmenes de noventa segundos por partido para el entorno digital. En los tres casos, la patronal presidida por Javier Tebas los venderá de forma no exclusiva entre los operadores que muestren interés.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Todos los perfiles