El diario económico
del negocio del deporte

M.M.A. Wanda Sports tiene claro cuál es el camino a seguir para ser uno de los referentes en la industria del deporte, y está dispuesta a seguir tirando de talonario. Wang Jianlin, el hombre más rico de China y máximo accionista de Dalian Wanda Group, ha anunciado que prepara cinco nuevas adquisiciones en el sector del deporte y el entretenimiento: dos de ellas en el gigante asiático y tres más en el extranjero, con la idea de exportar el know how a su mercado original.

El objetivo del empresario es seguir diversificado su cartera de negocios para hacer frente a la desaceleración de la economía china, que impactará fuertemente a su negocio inmobiliario y comercial durante el próximo año, según las previsiones que facilitó a sus accionistas en la última semana. En concreto, la multinacional prevé que sus ventas caigan un 12% y se sitúen en 254.300 millones de yuanes (35.488 millones de euros), una situación que contrasta con el alza que auguran para Wanda Sports.

La división, que incluye los negocios de Infront Sports & Media, World Triathlon Corporation (WTC) y el 20% del Atlético de Madrid, debería facturar  7.000 millones de yuanes (976,97 millones de euros) en 2016. Ello supondría un alza del 19,2% respecto a los 5.870 millones de yuanes (819,2 millones de euros) registrados en 2015, ejercicio en el que ya se batieron todas expectativas, con una mejora del 32% de los ingresos respecto a lo esperado.

Jianlin ya ha invertido más de 1.500 millones para tomar posiciones en este sector. Por Infront pagó 1.045 millones de euros al fondo de capital riesgo Bridgepoint, mientras que la compra de WTC se cerró por 650 millones de dólares (575 millones de euros). Además, Wanda asumió una deuda de unos 250 millones de dólares que la empresa controlada por Providence Equity Partners había generado.

Los cálculos de Wanda apuntan a que el sector del deporte (excluida la fabricación de equipamiento deportivo) genera unos 10.000 millones de dólares (9.115 millones de euros) en ingresos en China, de ahí la oportunidad de negocio que contempla si adquiere compañías occidentales para desarrollarlas en el gigante asiático. “En Europa y EEUU, donde el mercado de los deportes es muy maduro, el crecimiento de las empresas deportivas es moderado, con un avance anual de un dígito; estas adquisiciones pueden lograr un mayor crecimiento en China si pueden echar raíces en el país, ya que la industria del deporte sigue siendo una tierra sin labrar”, confió recientemente en un encuentro con inversores.

Uno de los factores que motivan la apuesta de Wanda es el programa trazado por el Gobierno del gigante asiático para conseguir que en 2025 haya 500 millones de ciudadanos que practiquen de forma regular algún deporte. “Están trabajando para que la industria nacional del deporte logre cinco trillones de yuanes (730.000 millones de euros) en ingresos para el año 2025″, recordó. Y es que el margen de recorrido es amplio: “Estados Unidos tiene una población de 300 millones y su industria del deporte genera 500.000 millones de dólares (456.000 millones de euros)”, recordó.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Todos los perfiles