El diario económico
del negocio del deporte

M.Menchén Mediapro tuvo un año 2015 ajetreado, plagado de nuevos proyectos, en el que también pudo poner fin a litigios que duraban casi una década y que acabó culminando con una reestructuración empresarial y accionarial. Numéricamente, un ejercicio en el que la facturación del grupo audiovisual bajó un 1,4%, hasta los 1.509 millones de euros, mientras que el ebitda (beneficio antes de intereses, impuestos y amortizaciones) se disparó un 36%, hasta los 129 millones.

La compañía que lideran Jaume Roures y Tatxo Benet atribuye esta ligera caída de las ventas al impacto de los acuerdos que se alcanzaron con La Liga y Telefónica durante el pasado verano, por el que ellos cedían todos los derechos de televisión de los clubes de Primera y Segunda con los que había firmado, a cambio de adjudicarse la gestión del negocio audiovisual a nivel internacional. Es decir, que ahora La Liga ejerce el papel de cliente con los operadores, mientras que Mediapro actúa como comisionista cuando antes se ocupaba de toda la venta.

En el nuevo escenario, y es uno de los hitos que destaca Mediapro en su comunicado, se han logrado adjudicar el principal lote premium de La Liga, que comercializará a través de un nuevo canal de beIN Sports y que ya ha sido adquirido por Telefónica, mientras se negocia con Vodafone y Orange. Este nuevo contrato podría suponer la vuelta a la senda del crecimiento del negocio en 2016, aunque la única previsión que se ha facilitado es la del ebitda: 170 millones, un 31% más que el último ejercicio.

 

Fuentes de la compañía explican que se trata de un año de transición, en el que la forma de computar los ingresos cambio, pero aseguran que “todas las divisiones del grupo (servicios audiovisuales, contenidos, derechos audiovisuales…) han participado en el crecimiento que el grupo ha experimentado en este año 2015″. De hecho, confían en que la rentabilidad seguirá subiendo por dos motivos: se ha logrado dar continuidad a algunos contratos que se han revisado al alza y se siguen aplicando medidas de eficiencia.

Y ello, sin reducir el tamaño de la plantilla, que en un año se incrementó un 22% y ya se sitúa en 4.300 personas, más del doble que hace siete años. No todo el empleo se ha generado en España, ya que actualmente cuenta con oficinas en veinte países, que “han aumentado en 2015 su presencia y aportación a la actividad del grupo en todos los ámbitos”. Entre los hechos más destacados, según explican, están las ampliaciones de las instalaciones de Miami (EEUU) y Buenos Aires (Argentina), “la creciente actividad en África” y la creación de una filial en Turquía.

Mediapro no dispone de datos exactos sobre el peso del negocio internacional, ya que muchos de los proyectos internacional que gestiona se realizan desde Barcelona, aunque más o menos ronda el 40%, según los últimos datos disponibles. Un claro ejemplo es Canal F1 Latin America, creado para retransmitir el campeonato de Fórmula 1 en toda la región tras adjudicarse los derechos en exclusiva, pero que se realiza desde España.

Este es uno de los dos canales que se lanzó al mercado en 2015 junto a beIN Sports, pensado para el mercado español. En total, Mediapro invirtió 75 millones de euros en nuevos proyectos, como por ejemplo reforzar el parque de unidades móviles que le han permitido ser uno de los principales players en el negocio de la producción y transmisión de imágenes de grandes eventos, ya sean deportivos o de cualquier otro tipo, como la cobertura de catástrofes naturales, accidentes o atentados.

España Serbia Eurobasket 2015 650

El Eurobasket es uno de los 2.600 eventos deportivos que cubrió Mediapro en 2015, que también cubre todo tipo de acontecimientos a través de Overon.

Además, según explican, se financiaron todas las iniciativas con recursos propios, ya que “muchos recursos se han destinado a amortizar deuda; el balance hoy está mucho mejor”. La deuda financiera, que al cierre de 2014 rondaba los 150 millones, ahora estaría más cerca de los 100 millones.

En la actualidad, y tras la salida de los socios de Globomedia previa integración de su negocio en Mediapro, el accionariado se reparte de la siguiente manera: el gigante de la publicidad y la comunicación WPP y Torreal, firma de inversión de Juan Abelló, han elevado su participación del 17,1% al 23,45%, respectivamente. Televisa, hólding de comunicación de Carlos Slim, pasa del 14,5% al 19,89%. El núcleo fundador de Mediapro (Jaume Roures, Tatxo Benet y Gerard Romy) seguirá siendo el principal accionista, al pasar del 27,41% al 33,2%, pero ya no tendrá la mayoría del capital.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Mateu Alemany

Director general del Valencia CF

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Todos los perfiles