El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 Orange dobla su apuesta por el fútbol francés. La compañía de telecomunicaciones ha anunciado que dará nombre al estadio del Olympique de Marsella desde la próxima temporada hasta la campaña 2025-2026. Los términos económicos del contrato no han sido desvelados.

Gracias al acuerdo, la telecos ofrecerá Wi-Fi a los 67.000 espectadores del estadio Orange Vélodrome. “Con 1.000 terminales inalámbricas y una capacidad para 20.000 conexiones simultáneas, esta red permitirá a los espectadores a compartir sus fotos y vídeos. Los medios de comunicación y los organizadores también se beneficiarán de la cobertura inalámbrica en las zonas reservadas”, ha explicado la compañía en un comunicado.

El consejero delegado de Orange, Stéphane Richard, el Orange Vélodrome “es el fruto de una ambición compartida entre Orange y la ciudad de Marsella para entrar en una nueva etapa y elevar su perfil no sólo a nivel nacional, sino también en todo el Mediterráneo. Orange, cuya ambición es vivir cada cliente una experiencia única, pone su experiencia a disposición de los aficionados a los deportes”.

Por su parte, el alcalde de Marsella, Jean-Claude Gaudin, que es quien controla el estadio, ha explicado que “el Orange Vélodrome será la unión entre una ciudad en crecimiento que se destaca como una de las principales metrópolis del sur de Europa, y una empresa, una marca, Orange, que representa una gran parte de la economía francesa y es un emblema de nuestra reputación internacional”.

Orange Olympique Marsella 650

Una de la imágenes desveladas del patrocinio./ Orange

La compañía francesa ya era socio oficial del equipo, que también cuenta con el apoyo comercial de Intersport y Adidas como patrocinadores principales. Completan la lista de compañías: el banco Caisse d’Epargne, Fly Emirates, Citröen, la casa de apuestas Winamax y la compañía de seguros Les Mutuelles du Soleil.

Este patrocinio se produce mientras Margarita Louis-Dreyfyus, propietaria del club francés desde 2009 tras la muerte de su marido, está iniciando la búsqueda de un inversor dispuesto a pagar 100 millones de euros por la propiedad de la entidad, que además necesitaría de una inyección adicional de otros 100 millones para sanear su balance.

La viuda del ex consejero delegado de Adidas ha aportado 40 millones de euros en el club desde 2009 para cuadrar las cuentas, pero ahora habría decidido cerrar el grifo y buscar una salida. Su decisión de no poner más dinero provocó que a mediados de enero el director general, Philippe Pérez, dimitiera alegando “divergencias estratégicas y financieras”.

Uno de los principales problemas del club es la dificultad de competir en las actuales circunstancias con el Paris Saint-Germain (PSG) a nivel doméstico, pero también la pérdida de peso en competiciones europeas. De momento, según los medios de comunicación franceses se ha conversado con potenciales inversores procedentes de India y Estados Unidos.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles