El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 Los acuerdos de exclusividad que persigue beIN Sports no acaban de recibir el visto bueno de los reguladores. Después de que la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) le obligara a romper el contrato con Telefónica y ofrecer también a Vodafone y Orange el nuevo canal con ocho partidos de La Liga a partir del próximo curso, el grupo catarí también ha tenido que dar marcha atrás en Francia.

La Autorité de la Concurrence, ente regulador galo, ha bloqueado el contrato de exclusividad que firmó hace unos meses el canal temático con Canal+, por el que la plataforma de televisión controlada por Vivendi se hacía con la distribución del mismo. “Las circunstancias de derecho o de hecho no han cambiado significativamente desde el año 2012″, indica el dictamen, en referencia a las condiciones que en su día se impusieron para autorizar la fusión entre CanalSat y TPS.

Tras esta decisión, que pretendía atajar la sangría de clientes que sufre la compañía, han asegurado en un comunicado que “trabajará en otras soluciones para detener las pérdidas de canales de Canal + Francia”. El proyecto consistía en que durante cinco años la plataforma ofrecería en exclusiva los distintos canales de beIN en el país, en un contrato valorado en “cientos de millones de euros”, según publicó en su momento Le Monde.

El principal atractivo del grupo catarí es que en pocos años se ha hecho con las retransmisiones de la Ligue-1, pero también de torneos internacionales como La Liga, la Champions League o la NBA. Además, rivales como el grupo de telecomunicaciones Altice le han arrebatado la Premier League.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Mateu Alemany

Director general del Valencia CF

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Todos los perfiles