El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 Nike quiere atar a sus jugadores franquicia desde el principio de su carrera. La multinacional de artículos deportivos ha firmado un contrato de patrocinio con el jugador de la Universidad Estatal de Louisiana (LSU) Ben Simmons, que es uno de los candidatos a ser elegido el número uno en el Draft de la NBA.

Para hacerse con el jugador australiano, la marca estadounidense habría tenido que competir con Adidas hasta el último minuto, por lo que ha tenido que desembolsar 12 millones de dólares en un contrato de cinco años, según indican medios de comunicación norteamericanos.

Simmons recientemente ha firmado con el agente de la NBA Rich Paul, quien también representa a LeBron James y le ayudó a firmar el contrato vitalicio con Nike el pasado año. Para ver si finalmente el jugador de la LSU sale elegido el número uno del Draft de la NBA habrá que esperar al 23 de junio.

Además, Nike será el nuevo proveedor técnico de la NBA a partir de la temporada 2017-2018 con una duración de ocho años, una vez que concluya el contrato en vigor que la liga estadounidense de baloncesto mantiene con Adidas. La multinacional alemana, que es socio de la competición desde hace once años, ha pagado unos 400 millones dólares en once años (310 millones de euros), cifra que la firma estadounidense ahora habría mejorado hasta los 125 millones de dólares anuales.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Todos los perfiles