El diario económico
del negocio del deporte

M.Menchén Lagardère Sports se repliega en España. La agencia de marketing deportivo ha decidido poner fin a su aventura en la Península Ibérica y cerrar la oficina que tenía en Barcelona y que estaba liderada por Carles Cantó desde enero de 2014. La decisión se produce en un ejercicio marcado por importantes cambios estratégicos en la compañía francesa, que van desde la homogeneización de la marca hasta desinversiones en algunos deportes.

En esta nueva etapa también se ha decidido que algunos mercados son más estratégicos que otros, y en este sentido se ha considerado que España no lo era. Cantó, que antes de Lagardère trabajó durante diez años en IMG, seguirá gestionando los contratos que estaban aún en vigor, como el de la Federación Española de Baloncesto (FEB) y otros de desarrollo de negocio.

Arnaud Lagardere CEO 300

Arnaud Lagardere, presidente ejecutivo de Lagardère Sports.

En la oficina de la capital catalana trabajaban unas cuatro personas, que además de proyectos en España también gestionaba iniciativas en el exterior. La última incorporación que realizaron fue la de Keegan Pierce hace un año. El ejecutivo estadounidense, afincado en Catalunya desde hace años, mantendrá su cargo de profesor asociado de la escuela de negocios Esade, al igual que Cantó. Ambos desarrollan la asignatura de deporte y negocio en el MBA.

El cierre en España contrasta con la fuerte apuesta que ha realizado la agencia en Alemania, donde el año pasado cerró tres adquisiciones que han reforzado su presencia en uno de los mayores mercados de Europa. La primera compra fue la agencia UFA Sports, hasta entonces controlada por el grupo de medios Bertelsmann y que, además, también le abría paso en Polonia y Eslovaquia. Poco después, se hizo con el control de Akzio y Ajoint, que ahora ha fusionado bajo la marca akzio!.

La compañía también se ha reforzado en Francia, su mercado original, con la adquisición de Sponsorship 360, una agencia especializada en la activación de patrocinios. En Estados Unidos también se ha hecho más grande con la integración de la neoyorquina Rooftop2. En paralelo, en septiembre decidió que las marcas Sportfive, IEC y World Sports Group dejaran de utilizarse para unificarse bajo el nombre Lagardère Sports.

La división especializada del grupo de comunicación cerró el primer semestre de 2016 con una caída del negocio del 9%, hasta los 235 millones de euros, mientras que el resultado de explotación antes de amortizaciones también se vio impactado y bajó de 32 millones en junio de 2015 a apenas 5 millones de euros al cierre de junio.

Esta circunstancia se debe esencialmente al “desfavorable efecto del calendario deportivo”, ya que en 2015 se celebraron en la primera mitad de ese año la Orange Africa Cup y la AFC Asian Cup, de la que gestionan sus derechos comerciales. Además, se han dejado de computar ingresos por la división de pruebas de resistencia, que ha sido vendida a Ironman.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles